Todo lo que debes saber sobre el parto en el agua

Compartir

Babytuto

10 de junio de 2014

El parto en el agua es una técnica que surge en Francia, con el doctor Charles Leboyer, y que es traída a Chile por el doctor Héctor Cruzatt, luego de conocerla tras haber realizado un viaje por Europa. Si bien en nuestro país no se encuentra muy masificada, se realiza en algunas instituciones. Carolina Rigollet, enfermera y matrona, detalla un poco más de qué se trata. ¿Qué tener en cuenta antes de elegir un parto en el agua? Si una mamá decide tener su hijo mediante esta técnica, es fundamental consultarlo con el médico tratante, sobre todo si existen antecedentes familiares de problemas en el momento del parto. Así se podrá anticipar un poco lo que puede ocurrir al momento de dar a luz, y hacer los preparativos respectivos. Es importante buscar instituciones que estén preparadas para realizar este tipo de procedimientos, y que cuenten con el equipo necesario para tener un parto seguro. En general está recomendado para mujeres sanas, jóvenes, sin patologías agregadas. No se debe optar por un parto natural después de que se tuvo uno con cesárea. "Como matrona es difícil implantarlo masivamente en Chile, por el costo, y un poco por la tendencia cultural. Actualmente, las mujeres cada día tienen hijos más viejas, y a esto se le agrega que presentan algún tipo de enfermedad crónica como la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad, entre otras, lo que hace que el el embarazo se haga más riesgoso", cuenta la especialista. Preparativos y ventajas de un parto en el agua El parto en el agua necesita de un equipo preparado para mantener de manera constante la temperatura del agua, la que debe estar a 37° Celcius. Esto ayuda a que disminuya la producción de adrenalina, y favorece la relajación de los músculos, y la dilatación del cuello uterino. En esta técnica no se utilizan anestésicos y todo sucede de forma natural. "En general las mujeres están muy preocupadas de no sentir dolor, y en este tipo de parto eso solo se maneja con técnicas de relajación, con la temperatura del agua y el apoyo psicológico de tu pareja o algún familiar", afirma la enfermera y matrona. Una de las ventajas más grandes que tiene el bebé cuando nace bajo esta técnica es que lo hace en un ambiente más relajado, y todas las sensaciones del exterior van llegando de manera paulatina, lo que no le causa tanto estrés. Esto le da tiempo para irse adecuando al nuevo mundo, y le ayudará a no estar tan irritable. ¿Qué ocurre en Chile? "Lo que sucede en Chile también está ligado con las creencias. En nuestro país cada día aumentan las cesáreas electivas, las mujeres la eligen por no tener dolor, por ser programadas en hora y fecha. Por eso creo que esta técnica está un poco ajena a nuestra realidad, es más cercana a las personas que están más ligadas a lo espiritual y que no tienen prisas por vivir su parto", cuenta la experta. Carolina Rigollet, enferma y matrona, aportó información valiosa para el desarrollo de este artículo. shutterstock_146486432.jpg>53.333333333333336:52.5

Compartir