Traspaso de la cuna a la cama

Generalmente los padres tienen dudas acerca de cuál es el momento correcto para pasar a los niños de la cuna a una cama. Si bien no existe una edad determinada para el cambio, un niño que ya camina y logra bajarse de la cama sin problemas está capacitado para dejar su cuna y convertirse “en un grande”. Esto podría ocurrir a partir de los dos años.

Lo ideal al comenzar el cambio es utilizar una cama de transición, las  que son más pequeñas y bajas que las tradicionales, además, en ellas se pueden  instalar barandas de seguridad a los lados, protegiéndolos de eventuales caídas.

Además, es importante practicar como se deben subir y bajar de la cama, para que sepan como movilizarse si lo necesitan.

Es importante mantener las rutinas de los niños mientras se realiza el traslado, ya que les entrega mayor seguridad. Si siempre se les ha leído un cuento o cantado una canción de cuna antes de dormir, hay que repetir esta acción mientras están acostados en su nueva cama: identificar una misma estructura les dará mayor confianza en el proceso de cambio.