Ya tengo 28 meses y la estimulación es parte fundamental de mi desarrollo. Los libros para colorear, y las manualidades me gustarán muchísimo, especialmente si estoy acompañado de mis papás, porque estoy me dará tiempo para que compartamos juntos, y ...

En mis 28 meses he aumentado mucho mi vocabulario, pero debo seguir mejorando para aprender a hablar correctamente. Todavía tengo muchos problemas con algunas palabras, pero en general, me doy a entender con facilidad, y puedo mantener una conversación básica ...

A mis 27 meses es normal que todavía me cueste crear frases para poder expresar lo quiero o siento. Por ello es fundamental que mis papás sean un respaldo en esta etapa. Al mismo tiempo, mi vocabulario se expande rápidamente, ...

A los 25 meses es probable que tu hijo ya haya comenzado a ir a una guardería o un jardín infantil. Es importante conocer sobre la alimentación que le dan en esos establecimientos o las actividades que realizo, que estén ...

Es importante que mis papás me incentiven a realizar actividades al aire libre, donde pueda compartir con otros niños, las que también me ayudarán a que mi cuerpo crezca sano y fuerte. Pasar tiempo frente al computador o el televisor ...

Desde que los bebés nacen tienen el oído desarrollado para distinguir sonidos y tonos, como también diferenciar las palabras de los ruidos. La recomendación de los profesionales es hablarles a los niños desde su nacimiento, ya que los aparatos electrónicos, ...

A mis siete meses ya me comunico un poco más. Puedo señalar objetos que quiero alcanzar, y si oyes bien puedes escuchar variaciones en el tono de mi voz ¡Ya reconozco más de 50 palabras! Intenta nombrarme todos las cosas ...

A mis quince meses ya entiendo órdenes sencillas. Mi vocabulario sigue creciendo rápidamente, y como mi cerebro absorbe todo como una esponja, es bueno que me enseñen todo lo que puedan. A estas alturas diré “no” muy seguido, lo que ...

En mi primer año de vida mi capacidad de socializar ha crecido , y no me gusta mucho estar solo. Estoy comenzando a formar mi carácter, y aunque no sepa hablar bien, reaccionaré mal cuando algo me molesta. Incluso, si ...

Ya tengo ocho meses y puedo expresar emociones. También puedo identificar diferentes estados de ánimo, imitar a mis papás luego de observarlos atentamente, entre otras cosas. Ya podré comenzar a decir algunas sílabas, como “pa”, o “ma”, y es importante ...