Siendo un recién nacido aún le cuesta interactuar pero aprende día a día. Sus sentidos se estimulan mientras sus papás le muestran diferentes cosas, especialmente si son de colores y tamaños diferentes. Eso sí, no pueden estar muy lejos, porque ...

A mis cinco meses ya me muevo mucho más por mí mismo. Debes tener cuidado de no dejarme solo en la cuna o el mudador, porque me podría caer. Ya tengo fuerza para levantar mi cabeza y mi tronco, y ...

En el primer año ya debería estar caminando, sino, al menos poniéndose de pie solito. Lo hará con los brazos abiertos para poder equilibrarse mejor, y a veces necesitará de la ayuda de mis papás, quienes deberán tener mucho cuidado ...

Como ya tengo nueve meses mi equilibrio se ha ido desarrollando, y me puedo quedar sentado por más tiempo. Ya he comenzado a gatear e incluso podría subir y bajar escalones. Mi memoria se está desarrollando más rápidamente y podría ...

A mis diez meses me gusta mucho estar acompañado y sobre todo cerca de mis papás. Estoy mejorando poco a poco mi motricidad, y cuando mis padres me dejan comer solo ya no lo hago tan mal, aunque a veces ...

Ya tengo siete meses y mi espalda está mucho más firme, lo que me permite sentarme. Incluso puedo girar mi tronco mientras estoy en esta posición. El crecimiento de mis dientes continúa, y a lo mejor esto me tiene un ...

Como tengo cinco meses mis balbuceos son más constantes, y estoy entendiendo que hay otras formas de comunicación con mis papás, además del llanto. Si me conversas, intentaré imitarte, y los sonidos que estoy incorporando a mi habla crecen todas ...

A mis ocho meses me puedo entretener introduciendo objetos pequeños dentro de otros más grandes, lo que me parece fascinante. Me gusta ver cómo las cosas se caen, o lanzar diferentes objetos. Lo que más disfruto es estar sentado, y ...

¡A mis quince meses hago muchísimas cosas! Puedo subir escaleras, me paro y me siento sin la ayuda de mis papás y puedo sujetar más de un juguete en mis manos. Sigo siendo muy despierto y explorar mi casa y ...

Tu hijo de  12 meses  tiene mucha energía, y probablemente estarás corriendo tras sus pasos constantemente. Sus  días al ser más movidos, dormirá mucho mejor por las noches porque estará más cansado. ¿Cómo me entretengo a mis doce meses? Ya ...