En mis ocho meses soy mucho más sociable, y me gusta que me miren y me hagan gracias. En esta etapa puedo sentir un poco de inseguridad y ansiedad, y no me gusta mucho estar solo. Además, como me están ...