Los niños y el contacto con animales

Cuando los niños están en permanente contacto con los animales se debe tener precaución con la zoonosis, denominación que se utiliza para cualquier enfermedad de contagio que pasa de un animal a una persona.

Para evitar la zoonosis se deben tomar algunas medidas que disminuyen las probabilidades de contagio:

  • Si tienen animales en casa es importante llevarlos periódicamente al veterinario y mantener un control parasitario correcto, que se administre tres o cuatro veces al año para evitar contagios. Sí notan que su mascota está con vómitos, diarreas o pérdida de peso se debe examinar, porque podría ser señal de infección.
  • Evitar que las mascotas coman carne o pescado crudo, como también controlar que no tengan acceso a roedores o animales muertos
  • Cuando paseen a las mascotas se debe recoger inmediatamente los excrementos, disminuyendo la presencia de huevos o larvas infectantes en estos sectores
  • Mantener una buena limpieza del sector en donde están habitualmente las mascotas
  • Enseñarles a los niños a mantener una correcta higiene personal. Por ejemplo, lavarse las manos con agua y jabón luego de jugar con los animales
  • Intentar dejar un espacio reservado para las necesidades de las mascotas y evitar que los niños se acerquen a esa zona

Cuando se hayan tomado todas las precauciones sanitarias con las mascotas, es bueno que los papás potencien la relación de los niños con los animales.

Esta entrega variados beneficios y ayuda a que los menores desarrollen diferentes aspectos de su crecimiento físico y emocional. Por ejemplo, los animales satisfacen el sentimiento de independencia de los niños, y a su vez, ellos ofrecen su ayuda y protección a la mascota.

Poco a poco van entendiendo que no deben molestarlo cuando duerme, o a tener ciertas responsabilidades como limpiar sus deposiciones o dales su comida.

El contacto físico, entrega a los niños una experiencia táctil, la que les da seguridad no solo en sí mismo, si no que también en las relaciones con otras personas.

Por último, también ayuda al niño a entender formas de comunicación no verbal y desarrollar la capacidad de intuición, al tener que enfrentarse a un ser que no utiliza el lenguaje hablado para comunicarse con otros.
Otros temas que te podrían interesar: