Redefiniendo la belleza: autoestima y embarazo

Si bien es cierto que cada cierto tiempo, la actriz/modelo famosa que acaba de dar a luz a su hijo sale en Instagram y luego en portadas de revistas exhibiendo una figura impecable, no son muchas las imágenes que tanto mujeres como hombres podemos encontrar de los cuerpos y su aspecto tras el parto.

Con esto nos referimos a imágenes reales, con estrías, celulitis, flacidez, pechugas grandes llenas de leche, ojeras, y muchas veces, una cara de cansancio profundo. Generalmente, estas imágenes están enfocadas en cómo la mujer recuperó su cuerpo de bikini, lo que no tiene porque ser una meta para todas las madres, y menos una obligación.

No se trata de demonizar, sino de hablar de qué es lo que pasa realmente con el cuerpo de una mujer tras el embarazo. Y es que su figura como la conocía, ya nunca va a volver a ser como antes. Esto implica no solo aceptar este cambio con amor, sino que también redefinir lo que te hace sentir bella, y los cánones de belleza física que validas.

El médico cirujano, sexólogo y director del Medical Sex Center, Dr. Juan De Armas, plantea: “En una sociedad como la nuestra, donde los estereotipos de cuerpos perfectos nos bombardea a diario, el subir de peso y no asumirlo como parte del proceso de la maternidad, conlleva a que muchas mujeres se sientan menos atractivas. El cuerpo sí o sí sufre transformaciones, y es ahí donde está uno de los mayores retos para ellas: volver a sentirse cómodas con la nueva imagen y no entrar en desesperación”.

El experto agrega: “Otro factor tiene que ver con sentirse en un segundo plano, sin tiempo para nada más que el ser madre. Incluso, hay algunas que postergan su trabajo, estudios y proyectos. La falta de tiempo, el cansancio y la montaña rusa que provoca la llegada de un nuevo integrante hace que, incluso, inconscientemente dejen de preocuparse por ellas mismas y la pareja, lo que baja la autoestima y la propia valoración”.

Claramente las mamás no la tienen fácil. Es por esto que en vez de entrar en un espiral de angustia, y sumarte una carga extra a las que ya tienes con todos los cambios que estás afrontando con la maternidad, queremos decirte que el cambio es algo bueno. Que tu cuerpo es hermoso, y que no tienes que encajar con ningún canon de belleza impuesto para sentirte espectacular, como eres, estás perfecta.

Lo que nos importa, es que te sientas saludable, atractiva y sexy. Para que puedas afrontar todos los nuevos desafíos de este período de tu vida.
Esto no tiene que ver con una talla, o con una forma de cuerpo, sino con una actitud de aceptación y amor hacia tí misma, de gratitud hacia tu cuerpo por todo lo que acabas de lograr (¡¡Hey!! ¡Diste vida a otro ser, y lo tuviste dentro por nueve meses!)

Además de todas las otras cosas en distintos ámbitos de tu vida que eres capaz de lograr: ¡Eres poderosa!

Pero de todas maneras, entendemos que este es un proceso paulatino, recuperar tu autoestima con todo este proceso de cambio, implica redefinir tu propia identidad, lo que va mucho más allá de lo físico, es tu identidad completa y la persona con la que te encuentras al mirarte al espejo. Para esto, te podemos dar los siguientes tips:

  • Respeta tus propios tiempos: retomar tu vida como la conocías no va a ocurrir, y es bueno que te des el tiempo para adaptarte a tus tareas de acuerdo a tus propios nuevos ritmos. Regálate de a poco tiempos para tí misma, para lograr esto el dr. De Armas recomienda, “pedir ayuda con el cuidado del bebé ayudará a crear tus propios tiempos, ya que ser madre no es sinónimo de perder su propia vida”.
  •  Dale una vuelta a tus intereses: este es un proceso en que estas redefiniendo tu identidad. Por lo mismo puede ser un buen momento para encontrar un nuevo hobbie o para retomar alguno que dejaras en el camino. Puede ser leer un cierto tipo de libros, escribir un blog, pintar, aprender a tejer, hacer yoga. Recuerda que hay mucho tutoriales en youtube, cursos a los que puedes asistir y talleres incluso online que puedes tomar para desarrollar este nuevo interés.
  •  Comunícate: Estamos en la maravillosa era de las redes sociales, esto te puede ayudar a tener un pequeño grupo de apoyo virtual por tus plataformas favoritas. Por ejemplo, si lo tuyo es Instagram, deja de seguir esas cuentas que te hacen sentir mal contigo misma, que tal vez no lo estás logrando o que no vas al ritmo que deberías, y cámbialas por cuentas con mensajes positivos. Una que te podemos recomendar es @takebackpostpartum, donde a diario comparten imágenes de cuerpos e historias reales de madres que acaban de dar a luz y que se están enfrentando a tantos cambios como tú.
  •  Habla con tu pareja: Durante todo este período, tu pareja será tu gran soporte emocional y pilar fundamental en la recuperación de tu autoestima. Dile cómo te sientes y cuéntale cuáles son esas luchas que estás dando contigo misma para encontrarte en todo este cambio. Si te sientes muy abrumada, pídele más ayuda en el cuidado del bebé. Es importante para ambos recordar que son una pareja y no solo padres.
  •  Busca ayuda: Si pese a esto, sientes que estás luchando una batalla muy grande, o que necesitas apoyo extra, pide ayuda. Es maravilloso sentir y saber que hay profesionales dispuestos a escuchar y darte esa mano que necesitas. No tienes que poder hacerlo todo sola, y esto puede ayudar a simplificar el proceso de autoaceptación y de redefinir tu propia belleza. Tal como dice el dr. De Armas, la ayuda profesional siempre será la mejor solución.

Recuerda, esto es parte de un proceso. Aprovecha de ser intencional con tu propia historia, juégatela por ser esa mujer/mamá que quieres ser y piensa en el mensaje que deseas entregar al mundo. Eres capaz de lograr lo que te propongas, y este proceso es completamente tuyo. Hazte cariño, muestra gratitud contigo misma y tu cuerpo. Seguramente vendrán momentos difíciles, en que te cuestiones, pero no olvides, eres poderosa y bella.

Otros temas que te pueden interesar: