¿Qué es la episiotomía y cuándo se realiza?

Durante el parto, la piel del perineo, zona entre la vagina y el ano, se estira y adelgaza para abrir paso al bebé. En algunos casos, para evitar un desgarro de la piel o acelerar el parto, los médicos optan por una episiotmía.

Una episiotomía es un corte quirúrgico que se realiza en la zona del perineo justo antes de que se produzca el parto . Luego del nacimiento, el profesional volverá a adormecer la zona para suturarla.

Existen desacuerdos en el campo de la medicina ginecológica respecto a la efectividad de este procedimiento. Aquellos que están a favor, aseguran que es menos traumático para la piel y los músculos de la madre y la herida sana más rápido.

Mientras tanto, los médicos contrarios a esta postura, señalan que el tiempo de recuperación entre una episiotomía y un desgarro es el mismo, mientras que las primeras pierden menos sangre y se recuperan antes.

Ocasiones en las que una episiotomía se hace necesaria:

  • Sí hay una baja en el ritmo cardiaco del bebé y necesita nacer rápidamente.
  • Cuando el bebé es demasiado grande y no tiene espacio para salir.
  • En los casos en los que se necesita crear espacio adicional para insertar un fórceps.
  • Sí hay problemas con la salud de la madre y se necesita acelerar el parto.

La recuperación después de una episiotomía varía de acuerdo a cada mujer. Algunas sienten incomodidad por las suturas durante algunas semanas, mientras que otras no sienten nada o sufren molestias durante meses.

Para evitarlo, lo más efectivo es colocar hielo en la zona inmediatamente después del parto para evitar hinchazón. Además, se recomienda comer fibras y tomar algún medicamento que ablande las heces para evitar poner más presión sobre el área.

Aquellas mujeres que deseen comenzar nuevamente su vida sexual pueden hacerlo generalmente después de seis semanas luego del parto y después de la alta médica.