Mascotas dentro de la casa y la llegada del bebé

Muchas familias que tienen una mascota se preocupan de cómo entrenarla para la llegada del bebé, o si reaccionará bien ante otra persona que les quitará un poco de atención. Lo más importante es hacer a la mascota parte del proceso, inclusive desde el comienzo del embarazo, con lo que se evitarán una serie de problemas.

Esto aplica principalmente a los perros, pues son los que más apego generan con sus amos. En caso de que la mascota tenga algún tipo de comportamiento violento, es bueno llevarla con un entrenador que pueda adiestrarle para que los padres se sientan seguros cuando esté junto al bebé.

Puede que el perro comience a realizar algunas cosas para llamar la atención, en caso que se le deje un poco de lado. Por eso es importante incorporarlo y ayudarle a que genere una asociación positiva con el niño, no retándolo cuando esté en presencia del bebé, o aislándolo cuando estén todos juntos.

Algunas recomendaciones:

  • Ayudarle al perro a asociar experiencias positivas en la presencia del niño.
  • Dejar que el perro huela y vea al niño.
  • No disciplinar al perro cuando se sienta curioso por el niño.
  • Dedicar tiempo solo a la mascota, al menos 10 minutos diarios.
  • No dejarlos solos al perro y al niño.
  • No aislar al perro totalmente del niño.

Antes de la llegada del niño se deben establecer los nuevos horarios para que el animal también se ajuste a ellos. Permitirle a la mascota oler las pertenencias del bebé, así como el lugar donde estará, antes de su llegada, para que se acostumbre.

Darle unas tres semanas al animal para que se acostumbre, si luego de este tiempo no hubo problemas, los padres se pueden quedar tranquilos.

Otros temas que te podrían interesar: