Falta de sueño en los niños, ¿qué hacer?

La falta de sueño no solo afecta a los adultos, sino también a los niños. Esto los puede hacer estar muy irritables, cansados, y termina afectando su actividad cerebral, alternando su memoria y lenguaje.

Asimismo, los problemas para dormir pueden desencadenar problemas de conducta y  en el colegio, así que si se ha transformado en una situación constante, lo mejor es consultar con un especialista.

Los niños que permanentemente pierden 3 o 4 horas de sueño diaria, y que se encuentran en edad preescolar, pueden presentar tarde o temprano:

  • Irritabilidad, impulsividad e inquietud.
  • Dolores de cabeza.
  • Baja en el rendimiento escolar.
  • Estar más propensos a las enfermedades e infecciones.
  • Falta de ánimo, desmotivación y apatía.
  • Falta de autocontrol, atención y agresividad.

Algunos estudios han determinado que los niños con alteraciones en el sueño son más propensos, entre los 2 y 4 años, a tener otitis y rinofaringitis.

Incluso también hay asociaciones con altos índices de obesidad y bajo crecimiento, por eso es importante que duerman bien.

Es clave que los papás establezcan horarios para dormir desde que son pequeños. En caso de ver que estos se alteran, y nada tiene resultado, lo mejor es consultar con un especialista lo antes posible para así evitar problemas a futuro.

Otros temas que te podrían interesar: