¿Es normal que el bebé gatee hacia atrás?

Generalmente los bebés intentan gatear entre los 8 y los 10 meses, sin embargo, cuando lo logran, muchos comienzan a moverse hacia atrás, debido a que tienen más fuerza en los brazos que en las piernas y están buscando la forma más fácil para desplazase.

Joyce Brender, kinesióloga especialista en el desarrollo motor de los niños, explica que el tren superior, es decir los brazos son más fuertes que las piernas, logrando arrastrarse o empujarse hacia atrás: “Cumplen la función de lograr desplazarse y a medida que sus piernas se pongan más fuertes, aprenderá a gatear hacia delante”, comenta la especialista.

Aunque a los papás este tipo de desplazamiento les pueda parecer anómalo, es algo absolutamente normal, y poco a poco irá aprendiendo a cambiar de dirección conforme los músculos de sus piernas se fortalezcan.

Brender afirma que los bebés entre los 9 y 12 meses tienden a tener muchos movimientos propios de la edad: “Al descubrir formas de trasladado como el arrastre y luego el gateo, comienza la posición de pie, donde la marcha lateral es el favorito y estarán muy cerca de caminar solitos”, sostiene la especialista.

Joyce Brender, kinesióloga e instructora de masaje infantil de ActiKids.

Otros temas que te podrían interesar: