¿Qué es la espina bífida?

La espina bífida es una malformación congénita del tubo neural, es decir, la estructura del sistema nervioso primigenio del embrión.

Se produce cuando la parte del tubo neural, encargada de formar la médula espinal, no se cierra entre la tercera y cuarta semana de embarazo, provocando el abultamiento de una o varias vértebras.

La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los tres meses siguientes.

¿Cómo se desarrolla?

Existen dos tipos de espina bífida: la espina bífida oculta y la espina bífida abierta o quística.

La oculta no muestra síntomas de malformación, lo que conlleva una detección tardía, al contrario que la abierta, que se aprecia claramente como un abultamiento en forma de quiste en la espalda.

Lo más complejo de esta malformación radica en que afecta tres de los principales sistemas del organismo: el sistema nervioso central, el aparato locomotor y el sistema genitourinario.