Desarrollo del aprendizaje de los niños

Los niños entre que se encuentra entre el primero y segundo año de vida,  están en el momento ideal para estimular su desarrollo mental, porque cualquier actividad se transforma en una oportunidad para aprender.

Los niños utilizan diferentes recursos para aprender, por ejemplo la imitación, sí ven que un adulto se pasa un cepillo por el pelo, se suena o levanta el teléfono lo imitará e incorporará estas conductas como propias.

Se debe cuidar las acciones, actitudes y palabras que toman  los papás o y adultos que los rodean, ya que en este punto son susceptibles a imitar muchas cosas.

Otra manera que tienen los niños para aprender es a través del ensayo y error: si intentan hacer algo y no lo logran, lo repetirán hasta alcanzarlo, quizás el ejemplo más claro de este mecanismo es ver cómo logran caminar.

La repetición es el mecanismo que utilizan para reforzar lo que ya aprendieron, es por eso que cuando descubren cómo armar un rompecabezas o a encajar elementos lo siguen practicando sin aburrirse, durante un largo periodo de tiempo. Este tipo de actividades son buenas para desarrollar también la motricidad fina.

No todos los niños tienen las mismas pautas de desarrollo, por lo que es importante darles tiempo y espacio para aprender. Sí un niño no pregunta cosas de forma frecuente, no alterna juegos, no se motiva con nuevas actividades, no realiza acciones por imitación o bien no demuestra interés por las personas, podría tener algún tipo de retraso en su desarrollo cognitivo, por lo que se debe consultar al pediatra lo más pronto posible.
Otros temas que te podrían interesar: