Trastornos en el desarrollo del lenguaje

La mayoría de los niños comienzan a hablar entre el año y medio y los dos años. Esto es referencial porque algunos lo hacen un poco antes o después, pero existen algunas señales que permiten identificar, o bien descartar, problemas de lenguaje.

El habla se desencadena cuando el niño asocia una palabra con un objeto o persona, y eso se expresa como sonido. Al principio son solo palabras aisladas, y de a poco comienzan a generar oraciones de dos o tres palabras, para llegar finalmente a generar una conversación.

En general, los niños que tienen deficiencia auditiva no pueden oír lo suficiente para adquirir nuevas palabras y sonidos, y presentan algún grado de trastorno en el desarrollo del lenguaje. En otros casos, las partes responsables de esta tarea maduran más tarde de lo habitual y se produce un retraso del habla.

Los principales signos y síntomas de los trastornos del lenguaje en niños son la dificultad para hablar y comprender el lenguaje hablado, tener un vocabulario limitado y la emisión de ruidos compulsivos.

Para poder identificar estas señales es importante que los papás estén atentos al desarrollo de los niños.

Normalmente los niños a los 18 meses deberían ser capaces de comprender órdenes y responder preguntas simples, además de decir entre cinco a diez palabras.

A los tres años el vocabulario ya debería incorporar unas 500 a mil palabras. En caso que esto no ocurra es recomendable llevar al niño a un especialista, para que evalúe si se está frente a un caso de habla tardía.
Otros temas que te podrían interesar: