Alimentos ricos en calcio para nuestros niños

Durante los primeros seis meses de vida la leche es el único alimento que el bebé debe consumir, ya que le aporta todos los nutrientes, minerales y vitaminas necesarias para su crecimiento y desarrollo.

La leche es conocida por ser una excelente fuente de calcio, necesaria para la formación y mantenimiento del esqueleto y los dientes de los niños.
Existen niños que no toleran la lactosa, son alérgicos a la proteína de la leche de la vaca o simplemente no les gusta su sabor.

Derivados lácteos como el yogurt o quesos bajos en grasas son buenos para incluir en la dieta -si no presentan alergia o intolerancia-, además de alternativas como la leche de soja o de arroz en caso de no poder tomar leche de vaca.

También existen otros alimentos que aportan calcio a los niños, por ejemplo pescados como la sardina, el dorado o el boquerón; la yema del huevo; las legumbres, en especial los garbanzos y lentejas y las verduras verdes como la espinaca, brócoli y acelga.