Alimentación en niños de 2 a 3 años

La alimentación de los niños es muy importante, sobre todo durante sus primeros años de vida, pues es ahí cuando se producen los primeros problemas que pueden traducirse en obesidad en la adultez.

Una dieta balanceada debe incluir una variedad de alimentos que alcancen entre las 1.000 y 2.000 calorías diarias, para un niño de entre dos y tres años. Esto es más o menos la mitad de lo que le corresponde a un adulto.

A esta edad, se recomienda una dieta baja en grasas, puesto que esta puede ser un factor de obesidad. Junto con ello, es bueno incorporar granos, cereales y legumbres, vegetales, frutas cocidas o crudas, lácteos como leche, yogurt o queso, carnes magras y huevo.

Es importante enseñar al niño a que exprese sus sentimientos y no los evada comiendo, ya que en el futuro asociará este tipo de conductas con el alimento.