Errores más frecuentes a la hora de acostar a un niño

Lograr que los niños se duerman muchas veces es una tarea difícil para los padres, debido a que les cuesta conciliar el sueño o bien porque tienen cada vez más energías y prefieren seguir jugando, aunque estén cansados.

Para ayudar a los niños a descansar de mejor manera es ideal apegarse a una rutina, estos son los errores más frecuentes que pueden afectar el proceso.

  • Dejar de lado la rutina: aunque los niños crezcan necesitan de una rutina, según Anita Sepulveda les transmite seguridad y así pueden anticipar qué va a suceder después, eso les permite estar preparados para la hora de dormir
  • Cuna con demasiados estímulos: no hay problema en tener un par de peluches en la cuna de los niños, pero no se debe exagerar. “Lo mejor es quizás leerles un cuento o cantarles una canción, quizás hacerles un masaje algo que lo relaje.

 “Una cuna con muchos objetos puede ser peligrosa, ya que puedan echar cosas a la boca y se puedan atragantar, por lo tanto si se va a poner algo, que no esté al alcance del bebé mientras esté solo en su cuna “.

Es fundamental que los papás sean constantes, muchas veces se intentan un par de técnicas, y cuando no funcionan, se dejan de practicar inmediatamente, cuando realmente se debe persistir, porque poco a poco se irán consiguiendo los resultados deseados.

Darles un baño, luego jugar un rato, luego darles comida, para posteriormente hacerlos dormir, si eso se repite todos los días los niños saben lo que viene por lo tanto sabe que después de la comida o la leche viene la hora de dormir y se acostumbran.

Anita Sepúlveda, psicóloga de familia y pareja, aportó información valiosa para el desarrollo de este artículo. Puedes contactarla a través de su correo: anisep@hotmail.com
Otros temas que te podrían interesar: