En qué debes fijarte al comprar una cuna colecho

Cuna colecho

Hacer dormir a tu bebé a tu lado puede tener grandes beneficios tanto para él o ella como para ustedes padres y madres. El bebé sentirá más seguridad y confort estando cerca de sus padres, pero para ustedes será mucho más sencillo atender sus necesidades sin tener que salir del cuarto o levantarse a cada rato. Es por esto que las cunas colecho se han hecho cada vez más populares en la maternidad y hoy hay muchos tipos donde elegir.

En Babytuto te contamos cuales son los ítems que debes tener en cuenta al momento de comprar una cuna colecho y no cometer errores que después pueden ser incómodos o poco prácticos.

Tipo de cuna colecho

Colecho adaptado o artesanal:

Si quieres que la cuna te dure mucho tiempo y es tu gran dilema al momento de decidir si hacer o no colecho, lo que puedes hacer es usar una cuna tradicional que tengo un lado de barrotes desmontable y acercarla a tu cama. En problema de hacer esto es que frecuentemente las cunas tradicionales son menos sencillas de mover que una cuna especial para el colecho.

Cuna colecho moderna:

Están equipadas con un lado modular según las necesidades del bebé, generalmente se ajusta la altura para poder dejarla justo a nivel de la cama parental. Puede tener un sistema de fijación de seguridad para que no se despegue de la cama matrimonial.

Cuna colecho portatil

Si son padres y madres que les gusta viajar con su bebé y necesitan algo más práctico para llevar de un lado a otro, los nidos o moisés portátiles te ayudarán mucho para hacer colecho en todas tus aventuras.

Comodidad

Es sumamente importante para que tú y tu bebé duerman bien, que la cuna que elijas sea cómoda, el colchón no debe ser muy duro, pero tampoco muy blando. Los materiales duros son muy incómodos para dormir, pero los blando pueden ser peligrosos si se mueve mientras duerme. Siempre es práctico también que tenga un cubre colchón que puedas lavar más fácilmente, por si derrama leche o si el pañal se pasa y manchan la cuna.

Seguridad

Mantener a tu bebé seguro es sin duda una de las principales preocupaciones, por eso al momento de elegir la cuna colecho debes fijarte en cada detalle.

Distancia entre barrotes

Debes fijarte que los barrotes de la cuna tengan la separación indicada para que su cabeza no pase por entremedio y pueda quedar atorada, pero que tampoco sea tan cerrado que no circule bien el aire y quede muy oscuro.

Altura

Revisa que la cuna pueda ajustarse a cualquier altura, así te quedará justo del alto de tu cama y si es necesario y quieres llevar la cuna a las vacaciones familiares, puedas usarlas junto a cualquier otra cama sin preocuparte que quede más arriba o más abajo.

Peso

Idealmente busca la cuna colecho que aguante el mayor peso posible ya que el bebé va creciendo y no querrás tener que comprar otra cuna tan pronto. Para esto también fijate de qué material está hecha la cuna y si soporta o no el peso que tu quieres cosa que te sientas segura dejando a tu bebé ahí.

Fijaciones y cierres

Procura que la fijación a la cama sea firme y que los cierres o seguros que tenga para bajar y subir la barrera no sean peligrosos, recuerda que tu bebé puede moverse de noche y no queremos que ocurra un accidente.

Otros complementos

Cada familia tiene expectativas y necesidades distintas, si quieres que la cuna tenga ruedas, fíjate que así sea y que tenga el seguro adecuado para mantenerla quieta. Revisa que la distancia se pueda ajustar así serás tú la que decida que tan cerca pones a tu bebé. Hay alguna cunas colecho que vienen con un pequeño bolsillo por fuera que puede ser muy útil para dejar la mamadera o los chupetes y que no estén repartidos por todos lados.

Comenta