Guía de compra: todo lo que se necesita para la habitación del bebé

La pieza del bebé
La pieza del bebé

Uno de los momentos que más se disfruta durante el embarazo es cuando llega el minuto de armar y decorar la habitación del bebé. Pero también puede ser un proceso bastante abrumador, especialmente para padres primerizos, cuando se trata de distribuir el espacio entre todo lo que se va a necesitar una vez que nazca el bebé.

En Babytuto te acompaños durante todas las etapas de tu maternidad/paternidad, por eso hemos creado esta guía con todo lo que debes tener en la habitación del bebé y las opciones que existen.

Lo primero y más importante es la cuna que usará el bebé. Es muy importante decidir que estilo de cuna se quiere basado en gustos, funcionalidad, presupuesto y que cualidades busco para una cuna.

Los tipos de cuna son:

Moisés: Este es el tipo de cuna más pequeño que hay, su altura no llega a superar los 60 cm, con el fin de estar al alcance de la visibilidad de los padres. Ocupan poco espacio, ya que no tienen más de 70 cm de largo por 52 cm de ancho. Es ideal durante el primer mes del bebé, considerando que casi no tiene ningún movimiento y necesita el abrigo, el calor y el arrullo de este tipo de cama. 

Otra ventaja es la facilidad con la que se puede mover esta cuna dentro de la casa, siendo muy cómoda para trasladar a tu bebé y observarlo. Algunos modelos complementan esta ventaja con una función mecedora y, así, tu bebé pueda estar tranquilo y relajado. También, encontrarás coches cuna con moisés apto para niños con menos de 9 kilos.

Cunas colecho: Son ideales para hacer colecho durante los primeros meses de nacido del bebé. Tienen una altura alrededor de los 86 cm, de largo no llegan a los 100 cm y de ancho tienen alrededor de 70 cm. Los diseños son muy prácticos y multifuncionales.

Cunas: Los modelos de cunas que encontrarás en el mercado son infinitos, están las tradicionales cunas de madera sencillas, otras con cajones, las Pack & Play que son portátiles, cunas con mudador, etc. La altura de la cuna es mayor que los modelos anteriores, llegan a tener alrededor de 108 cm. 

Estos modelos tienen barandas para la protección de tu bebé que se sientan o ya se para, siendo ideales para niños mayores de 6 meses. Ocupan un espacio alrededor de 120×60 cm, así que también le proporciona a tu bebé un espacio de juego y movimiento.

Camas de transición: Tanto las maxicunas como las súpercunas tienen alturas alrededor de 108 cm, una altura ideal para la protección del bebé y que hace similar a la altura de una cuna. Entonces, ¿en que se diferencian con una cuna normal?: en que no son solo cunas, también sirven como camas de transición.

En el caso de las maxicunas se pueden convertir en una cama de transición pequeña para el bebé, así que es ideal para cuando quieres que te dure por mucho tiempo. Solo le quitas las barandas y te queda una cama de 70×140 cm. 

Por su lado las súpercunas no solo se convierten en cama de transición, también tienen muebles y otros complementos útiles para el bebé, como el vestidor o una cómoda. Son de gran tamaño, así que necesitarás de un espacio amplio para tenerla.

Otro ítem importante al momento armar la habitación de tu bebé es el mudador. Si bien es cierto que un bebé puede ser mudado encima de una cama, tener un mudador con la altura adecuada permitirá descasar la espalda de quienes realizan esta tarea. Se puede optar por una mesa que tenga la altura suficiente para cambiar pañales sin agacharse, o muebles más sofisticados y con diseño. Lo más importante es que tengan una cubierta acolchada.

En el mercado existen muebles con diferentes estilos y comodidades. Algunas consideraciones para antes de realizar tu compra son:

  • Fijarse en que la mesa sea plana, idealmente con barandas a los lados.
  • Si  el mudador tiene ruedas, deben poder frenarse para mayor seguridad.
  • Revisar que la mesa o cómoda esté fija, sin tambalearse.

Hay muchas familias también que les gusta tener en la habitación del bebé un sillón de lactancia con el fin de poder alimentar al bebé en su habitación y así ir creando su núcleo en ese espacio, para que se sienta cómodo y acogido.

Dormitorio
La pieza que sueñas

Comenta