Guía de compras: productos que necesitas para una lactancia exitosa

Maternidad
Lactancia y maternidad

La primera etapa de alimentación del bebé es la lactancia, período en el cual se alimenta solo con leche. La leche puede ser materna, fórmula o mixta (combinación de materna con fórmula) dependiendo de lo que cada mamá decida que quiere vivir en este período. Se recomienda hasta los 6 meses de manera exclusiva y luego se comienza con la alimentación complementaria.

Sin importar cual sea tu elección sobre la lactancia y tu bebé, estos productos te van a resultar necesarios:

Baberos: 

Para esta etapa es recomendable que sean de muselina o de toalla suave, si tiene impermeable mejor para que no se le moje la ropa.

Tutos: 

Los mejores tutos son los de muselina, el vómito no resbala y pueden absorber lo que el bebé derrama mientras se alimenta.

Mamaderas: 

Es difícil predecir de antemano cuándo va a usarlas tu bebé o que tipo le va a gustar, pero sí es necesario tener alguna para cuando nace, ya que la mamadera puede utilizarse tanto con leche materna como con leche de fórmula. Este producto ofrece un universo de posibilidades, principalmente porque existen de distintos materiales: Plásticovidrio y acero inoxidable. Hay 3 cosas fundamentales a considerar al momento de elegir la mamadera: la tetina, la cantidad de piezas, y que tenga algún sistema anticólicos.

  • Mamaderas Inoxidables: Evitan que proliferen los gérmenes y bacterias. Puedes utilizar la misma mamadera durante las distintas etapas de tu bebé porque la tetina es intercambiable, adaptándose a las necesidades de tu hijo.
  • Mamaderas de plástico: Son livianas y cómodas. Lo más importante a tomar en cuenta es que sean libres de BPA. Recuerda que tu bebé elegirá la mamadera que encuentre más cómoda.
  • Mamaderas de vidrio: Son un poquito más pesadas que las de plásticos, pero mucho más fácil de limpiar y no se le impregna fácilmente olores como en las demás.
 

Tetinas:

Aquí hay que prestar atención a la forma y al tamaño de los orificios por donde sale la leche. cada bebé tiene su preferencia respecto a la forma, puede llevarte un tiempo dar con la acertada. Los orificios de la tetina son los que habilitan mayor o menor flujo de leche en cada succión, cuanto más grande el bebé mayor deberían ser los orificios. Estas también cuentan con variedad de materiales: Caucholátex silicona.

  • Tetinas de Caucho: Las tetinas de caucho son blandas y flexibles, lo que facilita la succión. Debes cambiarla cuando se oscurezca y opaque.
  • Tetinas de Látex: Son de un material duradero y elástico por lo que los tirones no serán un problema, al ser resistentes perduran más en el tiempo. Debido a que el látex es un material natural, la materia grasa que proveniente de los alimentos hace que empeore su estado. Lo mismo ocurre con la luz del sol, por lo que es importante cuidarlas bien y almacenarlas correctamente para que se mantengan en buen estado.
  • Tetinas de silicona: Por su parte las tetinas de silicona son de material sintético, más duro de rasgar, siendo resistente a la luz y cambios de temperatura. Debes cambiarlas cuando comiencen a ponerse amarillas.


Dosificador:

Cuando empiece a tomar leche de fórmula, el dosificador es muy útil para dejar listas las porciones de leche en polvo.

Cepillo:

Para limpiar correctamente las mamaderas y las tetinas es necesario contar con un cepillo especial que no tenga esponja, para que sea más higiénico y que tenga un limpia tetina incluido.

Escurridor: 

Por cuestiones de higiene, es preferible contar con un escurridor destinado únicamente para mamaderas y utensilios del bebé.

Calentador de mamaderas

Puede resultarle cómodo a varias familias contar con un calentador que descongele la leche y la lleve a la temperatura que le gusta al bebé de manera más rápida y segura.

Extractores de leche:

Existen 3 tipos de extractores de leche, la mejor opción va a depender de la frecuencia con la que te vas a sacar leche, el lugar y el tiempo de extracción.

  • Extractor de leche manual: Es una opción económica, cómoda y práctica para aquellas madres que deseen realizarse extracciones esporádicamente. La AEP recomienda usar el sacaleches manual con aspiraciones cortas y rápidas, y cuando la leche logre salir, realizar extracciones más largas y uniformes.
  • Extractor de leche eléctrico: El uso de extractor eléctrico posibilita obtener una gran cantidad de leche y en menos tiempo. Estos pueden funcionar conectados a la corriente o mediante pilas y baterías, según modelo y marca. Algunas novedades de los extractores eléctricos es que algunos de ellos programan períodos de pausa para imitar la succión de un bebé. Existen también los dobles que se caracterizan por realizar la extracción en ambos senos al mismo tiempo.
  • Recolector de leche: Este se ocupa en el pecho que queda desocupado y se aplica con succión natural para que vaya recolectando la leche que va cayendo al momento que el bebé succiona en el otro pecho. 
 

Es momento de lactancia Aquí encuentras una ayuda para la lactancia[/captio

Comenta