4 recomendaciones para evitar el contagio emocional

La pandemia por COVID-19 trajo consigo una serie de situaciones que afectaron y siguen
afectando la Salud Mental de las personas.

La economía varió, las formas de comunicarnos, la presencialidad se trasladó a los hogares, las
clases comenzaron a ser mediante una pantalla y el miedo al COVID-19 fueron algunas de las
escenarios más característicos de este proceso.

Frente a lo anterior, apareció el contagio emocional, término que refiere a todas las formas de
compartir emociones, de forma inmediata y automática, caracterizadas por la falta de mediación
cognitiva.

Según la psicóloga de Centro Médico Cetep, María Jesús Lagos, señala que “en palabras sencillas el
contagio emocional significa hacerse como propias las emociones de los demás y no saber cómo
desprenderse de ellas, sufriendo sus consecuencias”.


Para evitar que las personas se contagien de emociones o conductas negativas, la psicóloga
Infanto-Juvenil de Centro Médico Cetep entrega algunas recomendaciones.

  • El primer paso para evitar el contagio de emociones negativas es tomar consciencia de que este
    fenómeno existe, para hacerlo más consciente. Esa es, la estrategia más básica para evitar que
    personas cargadas de negatividad nos arrastren a ese mismo estado.
  • Reducir el tiempo de permanencia en las redes sociales e identificar las fuentes de contagio para alejarse de ellas. Por ejemplo, evitar a personas o cuentas de redes sociales que identificamos como causantes de emociones negativas.
  • Practicar actividades que nos beneficien y nos traigan bienestar, como el realizar un deporte que nos guste o hacer salidas al aire libre en plena naturaleza y que además sean novedosos para nosotros. Esto nos ayuda a ventilar la mente y el cuerpo, resulta ser un gran desintoxicante.
  • Todos los días debemos marcarnos un objetivo que por muy pequeño que sea, nos dé alegría. Pasar por delante de un parque que nos traiga bonitos recuerdos o comer un trocito de pastel pueden ser alguno ellos.

    Si bien estas recomendaciones ayudan a palear y evitar el contagio emocional, siempre es importante consultar con un especialista y así abordar de manera profesional un aspecto tan cotidiano en estos tiempos.