Síndrome Inflamatorio Multisistémico: ¿Cómo afecta a los niños?

A lo largo de la pandemia, hemos visto cómo de a poco aparecen nuevas variantes del virus COVID-19, nuevas vacunas para combatirlo y también, nuevas afecciones que aparecen a mediano plazo.

Una de estas afecciones es el Síndrome Inflamatorio Multisistémico (SIM) o más conocido como PIMS, por sus siglas en inglés (Pediatric Inflamatory Multisistemic Syndrome), que afecta tanto a niños y niñas mayores de cinco años, como a adolescentes.

Por lo general los síntomas de este síndrome se presentan entre 2 a 6 semanas después de haber sido contagiado por COVID-19, siendo los más comunes:

  • Manchas en la piel
  • Fiebre, dolor de cabeza
  • Síntomas respiratorios similares a un resfrío, como dificultad para respirar o tos
  • Problemas digestivos agudos (diarrea, vómitos o dolor abdominal)
  • Labios hinchados o rojos
  • Problemas atribuibles al corazón como desmayos, presión arterial baja, cansancio, fatiga u otros.
  • Dolor de garganta al tragar y/o color rojo de ella
  • Ojos y/o párpados rojos, pero sin secreción
  • Ganglios inflamados

Medidas a considerar

En relación con los síntomas, la Dra. Manuela Soto, Pediatra de Centro Médico Cetep, indica que “el PIMS no se puede prevenir porque es una reacción inmunológica de hiper inflamación sistémica de algunos niños y jóvenes”.

Pero señala que “lo que se puede prevenir es una falta de tratamiento adecuado por falta de diagnóstico precoz, ya que la respuesta a la terapia inicial en general es buena”.

Por otra parte, la profesional indica que “es un síndrome muy poco frecuente, que afecta a menos del 0,2% de los niños expuestos al virus SARS-CoV-2. La evolución puede ser grave, pero la respuesta al tratamiento precoz es muy buena. La letalidad también es baja (muertes a causa de esta enfermedad), en promedio menor al 0,01% de los niños afectados por este síndrome y en la mayoría evoluciona sin secuelas”.

Finalmente, será clave estar atentos a los síntomas y señales que pudieran alertar por un posible cuadro de PIMS, de modo de consultar al pediatra de forma oportuna.