Madre e hija: Una conexión desde la gestación

Ser madre es un trabajo multitarea: psicóloga, enfermera, cocinera, dietista, entrenadora, profesora, chófer, costurera y que además está de guardia 365 días al año.

El rol de las madres es extremadamente importante, incluso, desde la gestación. Incluso, dentro del desarrollo de sus hijas una vez que nacen, la madre es quien le entrega, en una primera instancia la nutrición a la niña.

Es la responsable (junto con el padre), de entregar los primeros cuidados y será la primera persona con la que forme un vínculo: aprenderá sus primeras emociones con los adultos significativos.

La psicóloga de Centro Médico Cetep, Rosario Morales señala que “las madres (y padres) se convierten en el primer modelo a seguir de sus hijas. Las niñas, miran con admiración a su madre, están atentas a cómo se mueve, cómo mira, su forma de actuar con el entorno, llegando a imitar algunas conductas y gestos de la adulta”.

Es muy importante que la madre se muestre de manera genuina frente a su hija en todos los entornos en los que se desenvuelve, manteniendo una actitud de calma, tranquilidad y disponibilidad emocional hacia la niña, para que ella se sienta en confianza y segura de acudir a ella si ocurre una situación inesperada.

“También, en el camino de la adolescencia, las madres cumplen un rol fundamental. Si bien, la relación se va volviendo algo más horizontal que cuando son más pequeñas, la madre es la fuente de sabiduría frente a todos los cambios que experimentará la joven” señala la Psicóloga Infanto-Juvenil.

Finalmente, la madre será quien la acompañe y guíe por este camino, el cual es intenso y se descubren muchas cosas nuevas. Es por eso que es necesario que la madre, cultive día a día la relación con su hija, para que ella pueda tener confianza en la adulta y recurrir a ella en caso de ser necesario.

En el mes de la mujer, las madres son uno de los motores de la sociedad y de sus hijas.

La forma de ver el mundo define a sus sucesoras por lo que el valorar su labor es algo transversal a todas.

Rosario Morales, psicóloga de Centro Médico Cetep.