El calcio en la dieta del bebé

El calcio es fundamental en la dieta de un bebé, pero, ¿sabías que en exceso produce problemas? En este artículo te contamos lo básico que deberías saber.

Antes que todo, debes saber que el calcio es uno de los minerales más abundantes en el cuerpo humano junto al fósforo, este es muy importante ya que reside en los huesos y dientes. Seguramente escuchaste en algún momento a un adulto (cuando eras pequeño/a) decir “tome leche mijio/a o no va a crecer nada” “tome leche o se le van a quebrar los huesos” etc.

La fuente principal del calcio son los productos lácteos, no obstante, los vegetales y algunos alimentos pueden aportar este mineral. Ojo, el ejercicio va de la mano, si no hacemos ejercicio nos podría dar Osteoporosis.

Desde que nacemos hasta el último momento de nuestra vida, el calcio es fundamental. Nuestro cuerpo necesita para su desarrollo y crecimiento. ¿Cuánto calcio debe tomar un niño/a?

El instituto de Medicina de Estados Unidos, recomienda un consumo diario de:

–       200 miligramos para bebés entre 0 y 6 meses

–       260 miligramos para bebés entre 7 y 12 meses

–       700 miligramos para niños entre 1 y 3 años

–       1000 miligramos para los niños entre 4 y 8 años

Los alimentos también pueden aportar este mineral a nuestro cuerpo, aquí un pequeño listado:

–       Verduras: Espinaca, cebolla, acelga, berros.

–       Legumbres: Garbanzos, lentejas, soja.

–       Frutos: Nueces, avellanas, dátiles y pistachos.

–       Pescados y mariscos: Anchoas, sardinas, salmón, langostinos.

–       Chocolate e higos secos

La falta de calcio puede provocar deformidad ósea, fragilidad en los huesos y la Osteoporosis mencionada anteriormente. Cuidado, el uso excesivo de calcio también es malo, ya que se multiplica en la sangre causando; glándulas suprarrenales, hipotiroidismo o insuficiencia renal.

La alimentación y una buena dieta es muy importante en nuestra salud, pero por sobre todo, en la de los más pequeñ@s.