Barandas de cama: una independencia segura

Llegó el momento de cambiar la cuna por una cama, es hora de que sea un niño grande (aunque siempre sea un bebé para nosotros). Vamos por más independencia.

Las barandas de cama son mini sistemas de seguridad que nos brindan confianza para que nuestros/as pequeños/as puedan dormir solitos/as en su nueva cama. Proceso difícil para nosotros, ya que estaremos entrando a su pieza por lo menos unas 100 veces para ver si está bien, por lo mismo, estás barandas existen, tanto para la seguridad de nuestro bebé, como para calmar nuestra ansiedad.

Hay distintos modelos, distintas especificaciones, pero todos van al mismo fin, todo depende de tu bolsillo.

Te damos unos consejos para que puedas escoger tu baranda ideal (o su baranda ideal):

Dimensiones

Hay barandas que son más grandes que otras y eso es porque existen dependiendo del tamaño de la cama, 1 plaza, 2 o King. Es por esto que debes medir el espacio que hay en la cama del bebé, más bien, el tamaño de los “largueros”. Con esto puedes ver el tamaño del producto

Fija o abatible

Es común que en los camarotes uno se encuentre con las típicas barandas de madera o de metal, las que quizás no son tan firmes, ya que el sistema de anclaje no es el mejor, es por eso que en el mercado se pueden encontrar algunas con extensiones que pueden ser puestas por debajo de la cama, asegurando completamente la baranda

Materiales

Como mencionamos arriba, hay algunas que son de madera, otras de metal. Hoy en día puedes encontrar algunas de malla e incluso plásticas.


Tener en cuenta

Siempre ten en cuenta que la idea no es encerrar a tu pequeño/a en una fortaleza de barreras, recuerda que al hacer esto es muy probable que intente escalar como lo hacía en la cuna para poder salir. Siempre debes dejar un espacio entre la barrera y la cama para que pueda bajar con calma, es parte de ser más grande y de esta forma evitas un posible accidente.

Visita www.babytuto.com para encontrar tu baranda ideal, también, puedes hacer clic aquí