Uso del chupete y efectos en la salud

El uso del chupete o “tete” es muy común en todos los bebés, pero muchas veces no entendemos qué rol cumple, quizás solo los compramos porque sabemos que nos da un poco de tranquilidad al momento del llanto. Hoy te explicaremos qué efectos tiene en la salud de nuestro/a pequeño/a.

Tetes hay de todas formas, colores y de distintos precios, conseguir uno probablemente no sea cosa de otro mundo, pero por muy fácil que sea conseguirlo, tenemos que saber qué es lo que estamos comprando, o más bien, para qué lo estamos comprando.

Estos pequeños artículos tienen algunos beneficios, pero también, hay que considerar las contradicciones que poseen, por ejemplo:

–       Calma el llanto de un bebé

–       Ayuda a conciliar el sueño

–       Reduce el estrés del bebé (quizás el tuyo por razones obvias)

–       Reduce el riesgo de muerte por asfixia

Estos pequeños beneficios resultan muy tentadores, probablemente pase gran parte del día con uno en la boca y seguramente se acostumbrara a su uso por lo que comenzará a extrañarlo cada vez que no esté. Pero estamos dejando de lado lo siguiente:

–       Solo se recomienda los primeros 6 meses de vida como uso contra la muerte súbita

–       Puede causar problemas durante la lactancia (preferencia del tete antes que tomar leche)

–       Está relacionado con malformaciones bucodentales

–       Se relaciona con la aparición de Otitis media

–       Ayuda en la disminución de sonidos para comenzar a hablar

Como puedes leer, hay cosas buenas y malas, pero como dicen… todo en exceso hace mal y eso es lo que pasa con el uso de los chupetes y la salud de nuestros bebés. Mientras más tiempo lo utilicen, más problemas se podrían generar.

Regular su uso es la mejor opción, de esta forma solo se harán notar los beneficios y no los problemas que presentamos anteriormente.