Alimentación sana en el bebé

La leche materna es fundamental en el desarrollo del bebé, pero llega una cierta edad donde necesitan incorporar nuevos alimentos. A los 6 meses de edad comienza una transición en su alimentación.

Primero que todo, debemos entender que, al llegar a los 6 meses de vida, el organismo de él/la pequeña/o comenzará a necesitar más vitaminas de hierro y zinc, por otro lado, debemos comenzar a estimular el desarrollo neurológico del recién nacido. ¿Cómo logramos esto? Fácil, sigue leyendo este artículo.

La manera correcta para realizar esta transición o alimentación complementaria es:

Creando papillas de distintos alimentos. Esto con el fin de que tu bebé comience a probar comidas como frutas y verduras, entre alimentos de la pirámide alimenticia. Este cambio de alimentación, servirá para probar; sabores, texturas y nuevas formas de alimentarse.

Según profesionales, los primeros mil días de alimentación son fundamentales en la vida de un bebé, ya que determinarán los nuevos gustos alimenticios. Es por esto, que los principales alimentos para realizar papillas, son los siguientes:

Cereales: fideos finos, arroz, quinoa, sémola y avena.

Verduras: acelga, espinaca, zanahoria, zapallo, betarraga, champiñones, berenjenas, porotos verdes, brócoli, zapallo italiano, entre otros.

Tubérculos: papa.

Carnes: pollo, pavo, vacuno: posta negra o rosada.

Pescados y mariscos: jurel, salmón, reineta, merluza, tollo, blanquillo, choritos, almejas, entre otros.

Aceite crudo: canola, oliva, pepita de uva, entre otros.

Condimentos: se pueden agregar condimentos naturales de sabores, los que no deben ser muy intensos. Se recomienda el orégano, comino y laurel, en pequeñas cantidades.

Frutas: manzana, pera, durazno, plátano, naranja, kiwi, ciruela, melón, etc.

Con el paso del tiempo, te darás cuenta que las papillas blandas no serán suficientes, por lo que tendrás que ir complementando con algunos sólidos, obviamente que sean fáciles de morder.

Ten cuidado a la hora de dar de comer, ya que sus manitos son muy rápidas e inquietas, ¡peligro de cucharas voladoras!

Para evitar que se manchen siempre ten a mano un babero, si no tienes uno, te invitamos a visitar Babytuto, donde encontrarás todos los implementos necesarios. Haz clic aquí para ver más