¿Conoces los chupetes de alimentación?

Chupetes o “tetes”, hay de todas formas y colores, para distintas edades y para todos los gustos; pero ¿conocías los chupetes de alimentación?, si tu respuesta es no, nosotros te contaremos.

El chupete de alimentación, también conocido como “chupete de fruta”, es un artículo que ayuda en la transición de los alimentos que ingiere tu bebé, básicamente, es el puente entre líquidos y sólidos. Este “tete” es un poco más grande de lo habitual, ya que en su interior se pueden guardar trozos de comida, por lo general, se utiliza con frutas. Es muy seguro, de hecho, puedes evitar el riesgo de asfixia que conlleva darle pedacitos de comida al bebé. Su uso es muy simple, sólo debes abrir la tapa e insertar el trozo de comida, para luego cerrar. El peque estará muy feliz, podrá sentir por sí mismo distintas texturas, sabores y tamaños; pero lo más importante, es que comenzará a masticar.

En el mercado nos encontraremos con dos tipos de chupetes de alimentación: los de silicona y los de malla. Los de silicona se recomiendan para bebés que estén cerca de los 6 meses de vida, esto los incitará a masticar. El de malla, por su parte, tiene como función ayudar a ingerir los alimentos, ya que el/la bebé podrá masticar y tragar de manera segura.

Otra función que contiene este tipo de artículo es la de aliviar el dolor de las encías, el “mordedor” que trae incorporado, ayudará en la aparición de sus primeros dientes. Se recomienda guardar por unos minutos en el refrigerador para que la sensación de relajación sea aún mayor.

Como ves, este tipo de producto es ideal y seguro.

¡Tu bebé estará feliz!