Uso y exposición a las pantallas en niñ@s

Uso de pantallas

Los hábitos saludables de consumo de pantallas es algo que se va fomentando desde la infancia y que los padres tienen la obligación de promover entre sus hijos. Esto incluye la exposición que los niños tienen a diferentes tipos de pantallas como televisor, móvil, computadora, Tablet y consolas de video juegos. El uso de las pantallas nunca debe restar horas a las recomendadas para dormir, comer y hacer actividades físicas. Además, tampoco debe interferir con la escuela y los deberes que le son asignados en la escuela y en casa. Pero, el 2020 nos ha hecho encontrarnos de frente con realidades como el aburrimiento del niño que debió quedarse en su casa todo el día o el uso de pantallas para la educación.

Nuestro artículo de hoy te ayudará a crear un plan de uso mediático actualizado, recomendado por la UNICEF de acuerdo a la edad de tu hijo, tomando en cuenta el confinamiento .

Recomendación del tiempo de uso de pantallas en niños

  • Niños de 0 a 2 años, no se recomienda ningún tiempo de exposición.
  • Niños de 2 a 6 años, máximo una hora al día. Se considera que hasta los 6 años las pantallas no ofrecen nada útil para los niños, incluso en confinamiento. Y si se deja debe ser con supervisión.
  • Niños de 7 a 12 años, máximo una hora y media al día con supervisión de los padres. Las actividades de escuela pueden requerir mayor actividad de pantallas, siempre supervisado.
  • Niños de 12 a 15 años, máximo una hora y media al día con orientación para el uso de las redes sociales. Es una edad en que la tecnología puede requerirse con mayor frecuencia tras el confinamiento para su educación y sociabilización, pero siempre con guía de los padres.
  • Adolescentes mayores de 16 años, la recomendación ha sido máximo dos horas diarias y sin televisor en las habitaciones. Pero equipos como el móvil o la Tablet ya están sustituyendo al televisor. Lo que se recomienda es que los padres lleven al debate constante su uso y abuso para el desarrollo de su cerebro y socialización, pero dejando que el niño comience a tomar decisiones.

El año 2020 ha hecho reflexionar sobre la necesidad de enseñar a manejar los contenidos a los niños y no tener el aburrimiento como excusa para la pantalla. A partir de los 16 años los padres comienzan a quedar fuera de su privacidad y eso no está mal. Es necesario comenzar a soltar al adolescente que se prepara para su vida adulta. La tarea como adultos es prepararlos para que zarpen.

Recomendaciones de momentos en los que no se debe usar pantalla

Tan importante es saber las horas máximas recomendadas como los momentos en los que hay que controlar el uso de pantallas.

  • El uso de pantallas excita al niño interfiriendo en sus horas de sueño. Por eso, su uso debe restringirse una hora antes de dormir.
  • La hora de comer es un momento importante para la salud física y para compartir con la familia, no permitas que el niño use pantallas a las horas de comer.
  • En momentos de paseo hay que buscar que las pantallas se queden en casa, no le des pantallas a un niño que pasea en coche o va a un parque. Estos son momentos para interactuar con las personas, disfrutar de la naturaleza y hacer ejercicio.
  • El uso de pantallas se recomendaba limitarse a la hora de hacer tareas o ir a la escuela, sin embargo, esta es una recomendación que ha producido debate en este 2020, ya que es precisamente el uso de pantallas lo que ha hecho que muchos niños en casa hayan podido continuar con sus estudios. En todo caso debe ser un uso supervisado y dirigido por padres y maestros.
  • Debe limitarse en momentos que requieren de atención plena del niño como cruzar la calle, cocinar, manejar o mientras se habla con los padres.

No es sencillo tener reglas en casa para el uso de pantallas cuando sus compañeros de clase, vecinos u otros familiares no las tienen, incluso cuando los padres no las cumplen. Por eso, hablar con el niño sobre el porqué de las reglas, lo peligroso de no tenerlas e inculcar buenos hábitos es la única arma que se tiene para llevar un uso de pantalla adecuado en casa.