10 Razones por las que tu hijo debe tener un monopatín

El monopatín es un juguete que tu hijo puede disfrutar a partir de los 2 años. Los hay de diversos diseños, para los más pequeños se recomiendan los de 4 y 3 ruedas, ya que son más estables. Algunos diseños de scooter son 2 en 1, ya que se pueden transformar en triciclo también, estos son ideales para niños que tienen 18 meses o más. A medida que crece el niño, los monopatines de 2 ruedas supondrán un mayor reto para ellos y son recomendado para niños a partir de los 8 años.

Si te preguntas cuál es la mejor edad para comprarle un monopatín, sin dudas, el interés que manifiesta el niño representa la mejor edad para ellos, ya que es una actividad que se aprende solo si el niño realmente se interesa en aprender. Pero vale la pena estimularlo a que aprenda por estas 10 razones que te dejo a continuación.

1. Desarrolla el equilibrio

La primera habilidad que desarrolla tu hijo con un monopatín es el equilibrio, una habilidad en la que se viene entrenando desde los 8 meses aproximadamente y que ha llegado la hora de poner a prueba. Los ejercicios de equilibrio mejoran la capacidad del niño de reaccionar ante caídas y tropiezos, así que mejorando su equilibrio se previenen futuras lesiones.

2. Mejora su fuerza en pies y manos

Los monopatines mecánicos requieren de fuerza en los pies para empujarlo. Y los monopatines eléctricos de gran fuerza en las manos para controlar el manubrio. Ambos requieren de giros para las direcciones y esto hace que tanto pies como manos se hagan fuertes y flexibles.

3. Mejora la concentración y la coordinación

Manejar el monopatín es una actividad que requiere de alta concentración y coordinación para no chocar y mantener el equilibrio. Estas son cualidades que luego puede poner en práctica en las actividades escolares para aumentar su rendimiento.

4. Es un medio de transporte ecológico

Los niños pueden usar los scooteres como un medio de transporte para trasladarse en distancias cortas. Es un medio de transporte ecológico amigable con el medio ambiente y estos son valores positivos que se van inculcando a los niños desde temprana edad. Recuerda comprarles los equipos de seguridad como rodilleras y cascos.

5. Es una actividad física

Los monopatines al igual que las bicicletas, las patinetas y la pelota son juguetes que activan a los niños para un juego al aire libre. Esto es muy importante en esta época en la que los niños buscan estar tras las pantallas más horas de las recomendadas.

6. Mejora sus niveles de socialización

El juego con el monopatín en el parque propicia encuentros con otros niños que tengan monopatines, bicicletas, etc. Y esto es una oportunidad para aumentar la inteligencia interpersonal haciendo amigos, creando equipos, conversando y socializando. Una inteligencia necesaria de desarrollar a la hora de hacer amigos.

7. Es un juguete fácil de guardar

Los monopatines plegables ahorran espacio a la hora de guardarse, a diferencia de las bicicletas que tienes que contar con un gran espacio para guardarla. Los monopatines puedes guardarlo en el armario o hasta debajo de la cama y siempre están listos para utilizarse. Los mismos niños pueden plegarlo y armarlo para jugar.

8. Mejora su autoestima

Cuando el niño está aprendiendo a conducir un monopatín tiene un gran reto que enfrentar como mejorar el equilibrio, la concentración, la coordinación y la fuerza. Una vez que lo logra el resto del trabajo es sencillo. En ese momento especial en que logra superar sus retos y limitaciones, también aumenta su autoestima y la confianza de que sí puede lograr lo que se propone.

9. Adquirirlo no requiere una gran inversión

Es un juguete económico que puedes comprar, incluso si tienes varios hijos. Además, algunos modelos de scooter se adaptan al crecimiento de tu hijo, ya que cuentan con una barra ajustable a diferentes alturas, así que le durará por mucho tiempo. Y si el niño lo utiliza como un medio de transporte no necesitará pagar para aparcarlo.

10. Puede dedicarse al skate

El skate es un deporte en auge que se puede iniciar teniendo un monopatín. Siempre vale la pena incentivar el deporte y si tu hijo le apasiona los scooteres o monopatines seguro que tiene habilidades para desarrollarlo como disciplina deportiva.