Niños tendencia: Valentina Paloma

Valentina Paloma

Valentina Paloma, hija de Salma Hayek y el francés François Henri Pinault se considera una niña que impone tendencia en el mundo de la moda. No solo por considerarse una de las niñas más ricas del mundo (se le atribuye una fortuna de 12 millones de dólares solo a ella), sino que además ha heredado el buen gusto de su madre a la hora de vestirse y definitivamente el gusto francés que corre por sus venas.

Conozcamos un poco más de cerca el look de Valentina Paloma, una niña que a la fecha de hoy cuenta con 13 años de edad.

Valentina Paloma: heredera de grandes marcas

Su padre es propietario del grupo Kering del que forman parte marcas de moda internacionales como Yve Saint Laurent y Gucci. Así que la preferencia en su vestir incluyen marcas de gran prestigio internacional. Sin embargo, sus padres han buscado un look sencillo y muy adaptado a la edad de su hija durante todas las etapas de su infancia. Puede verse, por ejemplo, en la siguiente foto con pantalón, blusa y suéter abierto al frente para lucir su traje. También con su chupete y un sujeta chupetes para mayor seguridad.

Los vestidos han sido de preferencia en su armario

En la mayoría de sus fotos se le observa con vestidos de diferentes modelos y colores acompañados casi siempre de sandalias como puede verse en esta foto.

O en esta otra en una ocasión totalmente distinta.

A medida que ha crecido ha aprendido a modelar para cámara y se le nota un aspecto más seguro y relajado como el que puedes ver en esta foto…

Los vestidos han sido la prenda favorita en el armario de Valentina con suéteres abiertos adelante. Los vestidos los ha modelado con sandalias, zapatillas toreritas y hasta con zapatillas deportivas.

Aunque las faldas también han sido parte del repertorio de Valentina como puede verse en esta foto con cartera y uñas pintadas ¡La coquetería a millón!

También tiene su lado más deportivo en la que puede verse con vaqueros, zapatillas y polera. Nada extravagante, pero siempre con buen gusto.

Y ya las últimas fotos muestran a una Valentina más señorita, con un look más de adolescente, el pelo corto, un vestido sencillo y zapatillas deportivas que la hacen ver más rebelde que en las acostumbradas fotos de Valentina la niña.

A partir de ahora es posible que comencemos a ver a una Valentina más independiente, con más carácter propio en su look, aunque no dudamos que siga con el buen gusto que siempre la ha caracterizado.