Consejos para aumentar la producción de leche materna

Consejos para aumentar la producción de leche

Una de las preocupaciones naturales de toda madre es no saber si está produciendo la cantidad y calidad de leche necesaria que requiere el bebé. Una preocupación que se justifica cuando el niño no está agarrando peso o mojando sus pañales de forma constante. Para esto, existen formas de aumentar la producción de leche de manera natural y es en este tema que se va a centrar nuestro artículo de hoy.

¿Cómo aumentar la producción de leche materna?

Inicia la lactancia lo antes posible

La recomendación es que comiences a amantar a tu hijo en la primera hora de nacido. Este primer acercamiento acelerará la salida del calostro, una especie de purgante natural que ayudará a limpiar el estómago de tu hijo antes de recibir los primeros sorbos de leche. La succión del bebé estimulará la salida de la leche más rápido.

Amamanta cada vez que el bebé lo pida

Durante los primeros días no debes limitar al bebé a comer a horas determinadas, ya que es posible que esté recibiendo menos leche de la que necesita. Es normal que durante las primeras semanas no aumente de peso, incluso que disminuya cuando decides amamantar. Pero lo mejor que puedes hacer es pegarlo al pecho de forma muy seguida para que estimule la bajada de la leche y su volumen. También asegurate de tener una posición correcta para que el bebé coma.

Amamanta con los dos pechos

Es necesario que los dos pechos sean estimulados por igual para que ambos puedan producir la cantidad necesaria de leche. No te preocupes si al principio no ves que produzcas altos volúmenes de leche, la cantidad aumenta a medida que el niño crece y succiona con más fuerza. El cuerpo es una máquina perfecta de producción de leche.

Toma mucha agua

Uno de los alimentos que más ayuda con la producción de leche es el agua, así que toma abundante agua. El agua puedes consumirla pura, tomando líquidos y también a través de alimentos que tienen alta abundancia de agua como el pepino, la piña, el tomate, la lechuga o la naranja. También el consumo de cereales como la avena, caldos, sopas y cremas de verduras son muy recomendadas para mejorar la calidad de la leche.

Ayuda la producción de leche con extractor

En algunos casos los bebés succionan muy suave como cuando son prematuros o cuando tienen el labio y paladar hendido. Son casos en que la estimulación de leche será baja y por lo tanto su producción. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es estimular la producción con extractores de leche para luego facilitarles la toma a través de un tetero especial para ellos. Los teteros especiales para estos niños son flexibles y se pueden apretar para conseguir un chorro de leche. En todo caso, es necesario recibir orientación del pediatra, odontopediatra y nutricionista para una correcta alimentación del niño de baja succión.

Crea un ambiente armonioso y relajado mientras amamantas

La producción de leche está relacionada con las hormonas y su estimulación con el estado de ánimo y armonía. Por eso, siempre que se amamante es necesario crear un ambiente de paz, amor y tranquilidad. La alimentación del niño es un acto de amor que lo ayuda a crecer en la medida que la alimentación le proporcione nutrientes, seguridad y calor maternal.

Descansa todo lo que puedas

La producción de leche requiere un gasto de energía que lo absorbe de los nutrientes de la madre. Por eso, debes disminuir al máximo las tareas que absorben mucha energía como las tareas domésticas, asuntos que aumentan la preocupación, etc. Descansar siempre es una excelente idea, ya que ayuda a disminuir el estrés y repone la energía perdida durante el día.

Cuidado con los medicamentos que consumas

Algunos medicamentos como los antialérgicos pueden disminuir la producción de leche, además que pueden tener efectos adversos sobre el bebé. Siempre que necesites tomar medicina consulta al médico sobre los efectos que pueden tener sobre la lactancia.