Masaje perineal: descripción y beneficios

Masaje perineal

El masaje perineal tiene como objetivo principal evitar el desgarro del perineo de la mujer durante el parto, una posible episiotomía y reducir la necesidad de utilizar instrumentos para sacar al bebé como fórceps o extracción con ventosa. Evitar alguna de estas prácticas tiene importantes beneficios para la salud de la mujer y del bebé, así que vale la pena conocer qué es el masaje perineal y cómo se realiza.

¿Qué es el masaje perineal y cómo se hace?

El masaje perineal consiste en el ensanchamiento del canal del parto a través del masaje del perineo de la mujer embarazada, el cual debe realizarse 4 a 6 semanas antes del parto. Se necesitan aproximadamente 4 sesiones para lograr un ensanchamiento que va de los 2 cm a los 10 cm con sesiones que duran de 2 a 3 minutos aproximadamente.

Para hacer este masaje, la mujer debe utilizar en la primera sesión su dedo pulgar estando de pie y colocando una pierna sobre el inodoro. La presión a través de la abertura debe hacerse hasta que comience a sentirse incómodo. El balanceo de los dedos se hace en el sentido de las agujas del reloj desde las 9 hasta las 3 horas, de forma repetida, ida y vuelta. En la siguiente sesión debe utilizar los dos pulgares y el masaje debe hacerse tirando hacia los lados y hacia atrás con más fuerza que la primera vez. En cada sesión se aumenta la cantidad de dedos hasta poder hacer uso de los cuatro dedos de ambas manos.

Para la práctica del masaje perineal es necesario tener las manos totalmente limpias para evitar infecciones. Se recomienda orinar antes y así tener un vaciado de la vejiga. Se puede utilizar un espejo y de esta forma observar la anatomía de la zona. También se puede ayudar con cremas, aceites o lubricantes

Beneficios de masaje perineal

  • En las mujeres primerizas es muy común el desgarro del perineo durante el parto, por eso, algunos médicos recomiendan realizar la episiotomía, lo cual es una incisión quirúrgica para ampliar el canal del parto. El masaje perineal es muy conveniente aplicarlo cuando se tienen estrechez pélvica o escasa elasticidad vaginovulvoperineal.
  • En caso de que el volumen del feto sea excesivo el masaje perineal ayudará a una salida más natural del bebé y de esta forma evitar sufrimiento fetal como la distocia de hombro que es cuando el hombro del bebé se queda atrapado detrás del hueso pélvico.
  • El masaje perineal te permite oponerte con propiedad a una episiotomía habitual, practicada en algunos países que no toman en cuenta consecuencias a largo plazo como el dolor de las relaciones sexuales, sangrado, infecciones e incontinencia urinaria.
  • El masaje perineal logra acortar los últimos 30 minutos más críticos del trabajo de parto y esto es importante tanto para el agotamiento de la mujer como para evitar el sufrimiento del bebé durante el parto.

¿Cuándo no se recomienda el masaje perineal?

El masaje perineal se recomienda en todos los casos que se espere un parto natural, mientras que no tiene sentido en cesáreas programadas. Tampoco es recomendado si se tiene infecciones vaginales o urinarias o cuando se sufra de várices vulvares importantes.