Las chalas para niño en verano ¿qué requisitos necesitan cumplir?

Las chalas en verano

Llega el verano y con este las chalas y sandalias más hermosas para tu bebé, ahora que ya están dando sus primeros pasos toca ofrecerle unas chalas cómodas, frescas y adecuadas a su edad. Recuerda que si tu bebé no camina lo mejor es que ande descalzo siempre que sea posible, de esta forma practica mejor su agarre con los dedos de los pies y va formando el arco más rápidamente.

Ahora bien, si tu bebé ya camina lo mejor es que para este verano le compres unas chalas que cumplan los requisitos mínimos recomendados para su seguridad y desarrollo del pie ¿no sabes cuáles son estos requisitos?, no te preocupes que aquí te los vamos a contar.

Deben ser del tamaño del pie del niño

Puede que pienses que comprarles sandalias a los niños más grande del tamaño real de su pie es una ventaja económica para tu hogar, ya que le durarán más. Y como anda la economía siempre es una opción tentadora. Sin embargo, cuando a los niños se les compra zapatos de cualquier tipo más grande que su talla, se corre el riesgo de que se caigan más, se incomoden al caminar y hasta deformen los músculos de sus pies. Así que no ahorras más, ya que en un futuro cercano tendrás que comenzar a gastar el dinero en ortopedistas.

Nada de sandalias prestadas

Las sandalias que ya son usadas por otros niños, hermanos, primos, etc., se han adaptado a la pisada natural de su dueño original, por lo tanto, ponérselas a un segundo niño puede significar deformarle el pie al bebé.

Elige materiales frescos

Aunque las sandalias son abiertas es importante que el material de la plantilla o forro interior sea fresco, transpirable y sin costura. Así el sudor del pie será fácil de disipar. Evita que las chalas sean de plástico al menos que sean especiales para el agua.

Prefiérelas con cierre velcro

Elige unas chalas que ayuden a la seguridad del niño, pero a la vez que no le quite su independencia de ponérselas y quitárselas. Las chalas de caña alta son muy seguras para evitar torceduras en el tobillo y si son de cierre velcro, él mismo podrá quitárselas y ponérsela.

Con puntera ancha

Aunque las sandalias son abiertas podrías pensar que no molestarán en la puntera. Sin embargo, los modelos de tira ajustable en la punta pueden molestar en los dedos del niño produciéndole moretones y pudiendo hacerles daño en la piel. Por eso, cerciórate de que sean suficientemente anchas en la punta y que no tenga costuras internas que molesten los dedos del pie.

En resumen, cualquier tipo de sandalias y chalas que cumplan estos mínimos requisitos son adecuadas para tu hijo. Ahora solo toca elegir el diseño que más te guste.