Diabetes gestacional ¡problema y formas de evitarlo!

Diabetes gestacional

La diabetes estacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez cuando la mujer está embarazada. Son mujeres que nunca habían sufrido de diabetes con anterioridad. Se trata de un descontrol del azúcar en el organismo que puede afectar tanto la salud de la madre como del bebé y por eso es necesario controlarla. Algunas veces se requerirá un tratamiento de insulina, pero es posible que no sea necesario y que se logre controlar con una dieta balanceada para su caso.

Las razones de la diabetes gestacional son amplias y ocasiona muchos problemas de salud tanto a la madre como al bebé.

¿Qué tipo de problemas ocasiona la diabetes gestacional?

  • Tanto la madre como el niño que padece de diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir de diabetes tipo 2 en el futuro según un informe realizado por la OMS.
  • El niño puede crecer más de lo normal debido a un aumento de azúcar en la sangre del bebé, esto produce un desarrollo exagerado que podría complicar el parto. Si el bebé es muy grande lo más probable es que el médico recomiende una cesárea para evitar sufrimiento fetal durante el parto.
  • Las madres con diabetes corren más riesgo de sufrir de preclamsia, que no es más que presión alta durante el embarazo. Esto puede ocasionar que el bebé nazca prematuro o que la madre durante el parto sufra de convulsiones o un accidente cerebrovascular con daño cerebral permanente.

Consejos para evitar la diabetes gestacional

  • Las mujeres embarazadas con diabetes gestacional o riesgo de padecerla necesitan visitar un nutricionista ya que requieren una dieta especial que le ayude a disminuir el consumo de harinas y azúcar durante el embarazo.
  • Realiza ejercicios diariamente, incluso la actividad de caminar al menos 30 minutos diarios puede ser suficiente para mantener el azúcar de la sangre controlada.
  • Controla el azúcar constantemente durante el embarazo con exámenes médicos, pregunta a tu médico con qué frecuencia lo necesitas. Durante el embarazo existen cambios hormonales que pueden hacer elevar o bajar los picos de azúcar de forma drástica, así que no dejes de asistir a un control constante.
  • Utiliza insulina solo si tu médico así lo prescribe, no siempre es necesario.

La diabetes gestacional suele desaparecer una vez que la madre da a luz, ya que se trata de un descontrol hormonal que simplemente vuelve a la normalidad después del parto.

Para estar seguro que la diabetes ha desaparecido es recomendable hacerse un examen médico aproximadamente dos meses después del parto y luego de forma anual. Sin embargo, existe un porcentaje de mujeres que quedarán propensas a sufrir de diabetes tipo 2 luego del embarazo. Por eso, es recomendable que existan chequeos permanentes del azúcar en la sangre y que continúes una dieta sana y una rutina diaria de ejercicios.