Zapatos recomendados para empezar a caminar

Zapatos recomendados para empezar a caminar

Cuando los niños comienzan a caminar lo mejor que podemos hacer es dejarlos descalzos, una teoría muy en contra de los abuelos. Con el tiempo se ha demostrado que los niños con pie descalzos caminan con mayor seguridad porque logran estabilizar el paso con tan solo agarrarse con los deditos del pie al suelo. Además, la formación del pie es más sana y logra crear puente de mayor arco al estar descalzos.

Pero, claro que no podremos llevarlos a la calle sin zapatos y es allí donde nos preguntamos qué tipo de zapatos comprarle para ayudarle en esos primeros pasos.

Conozcamos con este artículo las características de los zapatos más recomendados para empezar a caminar.

Características de los zapatos más recomendados para empezar a caminar

  • Zapatos ligeros

Los zapatos tienen que ser muy ligeros para que el niño los movilice sin problemas, lo ideal es que no se de cuenta que los carga puestos.

  • Zapatos flexibles

La flexibilidad es muy importante para que facilite al niño posiciones muy comunes en ellos como colocarse de puntilla, agacharse o gatear. Un calzado duro afecta el patrón de marcha normal del bebé, cambiando el ángulo de articulación del tobillo y obligando a usar excesivamente las articulaciones de la rodilla.

  • Zapatos de amplia puntera

Es importante verificar que sean zapatos de amplia puntera para que cuando haga sus maniobras no maltrate internamente los deditos del pie. Por lo general, los zapatos más recomendados en esta etapa tienen un ancho extra en los dedos del bebé para permitirle movimientos ascendentes y descendentes de los dedos.

  • Zapatos antideslizantes

Los zapatos más recomendados para comenzar a caminar deben tener suela antirresbaladiza, ya que el niño aún no controla perfectamente sus movimientos al caminar ni previene accidentes.

  • Zapatos seguros

Los zapatos es uno de los instrumentos que con más facilidad el niño puede querer llevárselo a la boca. Por eso deben ser de un material no tóxico para ellos como los materiales naturales.

  • Zapatos transpirables

Los zapatos deben ser transpirables para que dejen respirar el pie del bebé, de esta forma se evita hongos y bacterias en los dedos. Tampoco se recomienda que sean de plásticos por dentro porque este es un material que contribuye a los hongos.

  • Zapatos confortables

Deben ser zapatos cómodos para el bebé, de tal manera que estimulen a caminar y no lo contrario. Los zapatos más cómodos distribuyen uniformemente la presión del pie en cada paso.