Dermatitis en la zona del pañal

Lastimaduras de la zona del pañal

La dermatitis en la zona del pañal es una especie de irritación provocada por el uso constate de pañales desechables manifestada en la zona que cubre el pañal. Es muy fácil de detectar, porque con solo quitar el pañal a simple vista se puede apreciar el enrojecimiento e inflamación de la piel. La dermatitis del pañal se considera como un problema de carácter cutáneo provocado principalmente por las condiciones de humedad causado por la orina y las heces.

A esta lastimadura que ocasiona el uso del pañal se le atribuyen dos causas principalmente. La primera, la alergia a los distintos compuestos plásticos que se emplean en la fabricación del pañal, así como también a las fragancias que se usan para aromatizar el pañal en su empaque. La segunda, se le atribuye a la permanencia del pañal sucio por lapsos de tiempo muy prolongados, favoreciendo la aparición de hongos y bacterias gracias a un ambiente ideal de humedad y poca circulación de aire.

Como prevenir la dermatitis en la zona del pañal

La lastimadura del pañal se puede prevenir cumpliendo con procedimientos básicos de higiene, sin embargo, no debes preocuparte exageradamente por esta afección, ya que es considerada por los especialistas como una irritación común en todos los niños.

1. Mantén seca la piel del bebé

La piel del bebé debe estar lo más seca posible durante el día, cambiando los pañales lo más rápido posible o estar pendiente del cambio cada dos horas. Antes de que el bebé vaya a dormir por las noches colócale un pañal nuevo y asegúrate de que sea super absorbente como para que aguante lo más que pueda. Si se despierta a media noche no dejes de revisar el pañal, si está cargado cámbialo de inmediato. De lo contrario, el llanto puede prolongarse por más tiempo interrumpiendo el sueño de ambos.

2. Lava con abundante agua

Luego de hacer popó se recomienda lavar el pompis con agua y jabón de bebé por toda la zona que cubre el pañal. Utiliza agua tibia para hacerlo, puedes utilizar el lavabo. Seguidamente, seca con un paño sin frotar porque pudieras irritar aún más la piel del bebé.

3. Limpia la zona del pañal

La zona del pañal debe limpiarse bien cada vez que se cambie al bebé. Para ello se recomienda utilizar toallas húmedas libres de alcohol para eliminar el exceso del pipí y popó en el área. Sus delicados compuestos en su fabricación ayudan a no modificar el PH de la piel del bebé y evitar la aparición de posibles infecciones, manteniéndolo fresco mientras espera su próximo cambio.

4. Cremas o ungüentos

Las cremas o ungüentos son recomendados para colocar en la zona más expuesta al pipí y popó. Del mismo modo, se recomienda colocar cremas antipañalitis en el área de sujeción del pañal como los es en la cintura y piernas. Asegúrate que las cremas que selecciones contengan óxido de zinc, un compuesto encargado de proteger la piel al mismo tiempo que le permite transpirar y también son hipoalergénicas.

5. No ajustes tanto el pañal

El ajuste excesivo del pañal en los niños es el responsable de causar las lesiones de rozadura. Te recomendamos a utilizar la talla adecuada para tu bebé de acuerdo al peso y la edad. De esta manera, evitarás un ajuste inadecuado que puede causar lesiones que generan molestias en los bebés.

¿Cuándo ir al médico por dermatitis del pañal?

La dermatitis del pañal la puedes controlar en dos o tres días siguiendo los consejos que te hemos dado con anterioridad.  Si no puedes controlarla lo más recomendado es que acudas a tu médico. Es posible que la aparición de la dermatitis esté asociada a procesos alérgicos por alimentos, ingesta de antibióticos o medicamentos que el cuerpo del niño ha rechazado y simplemente el pañal empeora la situación.

Para estos casos el médico recomendará algún antialérgico especial para el niño, además de recomendaciones específicas para el uso del pañal. Del mismo modo, puede recetar cremas o lociones de composición química suave por lapsos de tiempo estimados para la desaparición del malestar del infante.

Aprovecha la visita al médico y consulta todas las dudas que tengas y no dejes de contarle sobre la dieta del infante y las posibles causas de la alergia.