Beneficios y características de distintas pelelas y asientos

Beneficios y características de distintas pelelas y asientos

Si ya tu hijo está en la edad de dejar el pañal, es decir, tiene alrededor de los dos años, debes contar con las herramientas que te ayudarán en este proceso y uno de los indispensables son las pelelas y asientos. Claro que no todos los niños son iguales, algunos lo hacen antes y otros después. Dependiendo de la edad, el sexo, el momento de uso y de la personalidad del niño se recomienda un tipo de pelela u otro. Existen pelelas con tapas, con apoyo para las manos, las pelelas portátiles, asientos adaptadores, urinarios infantiles, asientos desechables y hasta los más moderno Smart toilette.

En este artículo haremos un recorrido por los distintos tipos de pelelas y asientos, resaltando sus beneficios y características.

Tipos de pelelas y asientos

1. Pelela con tapas y apoyo para las manos

Las pelelas con tapas tienen diseños muy divertidos especiales para los niños que están por comenzar a dejar el pañal. La principal ventaja de este tipo de pelelas es que aumenta la confianza del niño para usarla y adaptarse a ella. Los especialistas recomiendan que la bacinilla sea de un diseño elegido por el mismo niño para que realmente sienta la confianza de sentarse en ella.

Otra característica de este tipo de pelela es que es lúdica, ya que el niño al principio la ve más como un juguete que como instrumento de higiene. Por eso, aunque tu hijo no la use al principio para su aseo puedes ayudarlo familiarizándolo con ella a partir de los 6 meses de edad.

2. Pelela portátil

La pelela portátil es ideal para los viajes o salidas de paseo, ya que se trata de una maleta ligera que puede cargar el niño a donde vaya. Este tipo de pelela tiene la característica especial que es muy hermética y puede guardarse el pipí o las deposiciones hasta que se llegue a un lugar de descarga.

Es altamente recomendado para los niños que están comenzando su entrenamiento, ya que los padres que no optan por este tipo de pelela eligen colocarles pañal para los días de salida, pues suele ser más cómodo y seguro que utilizar un baño público para el niño. Sin embargo, decirle al niño que haga sus necesidades sobre el pañal cuando se está entrenando para dejarlo, es darle una indicación contradictoria que podría causar retrocesos en su aprendizaje.

3. Asiento adaptador de baño

Los adaptadores para el baño son asientos que ayudan a reducir el diámetro del asiento normal del inodoro, esto lo hace más seguro e higiénico para los niños que tienen un entrenamiento intermedio para ir al baño. Es un asiento que resulta más cómodo ya que es totalmente acolchado, además le transmite seguridad al niño quien podría tener miedo de caerse en el agua del inodoro de casa. Estos asientos se adaptan a la mayoría de los baños estándar y vienen de diferentes diseños para que tu hijo escoja el color y estampado que más le guste.

4. Urinal infantil

Los urinales infantiles son ideales para los niños que se les hace más cómodo orinar parados como papá. Son urinales de entrenamiento que se pegan en la pared con ventosas de altura regulables. Estos urinales de bebé están recomendado para niños entre 18 meses y 4 años. El contenedor frontal de estos diseños es desmontable, lo que facilita la descarga y limpieza del contenedor.

5

5. Pelela camión de juguete

Algunas pelelas están totalmente camuflajeadas en su diseño, como la de esta pelela de camión de juguete, un camión para jugar por toda la casa. Sin embargo, resulta muy práctica porque se le puede sacar la bacinilla por la parte trasera del camión, descargar, lavar y colocarla de nuevo. Son de plástico muy resistente y está recomendado para niños entre 18 meses y 4 años.

6. Asiento para baños inteligentes

Estos tipos de asientos conocidos también como Smart Toilette están disponibles en dos formatos, en forma de O y de U, así que es compatible con una amplia gama de diseños de sanitarios. Este modelo tiene la particularidad de que la tapa es amortiguada cerrando de forma suave y silenciosa, el asiento está calefaccionado con control de temperatura. Estos modelos traen una serie de accesorios para el montaje, para la conexión del agua y filtro de agua. Puede lavarse con agua a temperatura y presión regulable, y secarse con aire caliente a temperatura regulada.

7. Asientos desechables

Se tratan de cubiertas desechables para llevarlas contigo a donde vayas, ya que te proporcionan la mínima higiene recomendada a la hora de usar baños públicos. Algunas marcas te ofrecen cubiertas biodegradables con medidas estándar para usarse en la mayoría de los inodoros. Para transportarlo es muy cómodo, ya que lo haces en tu cartera a través de un pack ultra compacto de 5 o 10 unidades.

¿Qué tipo de pelela debo comprar?

Ahora que conoces todos tipos de pelelas y asientos que existen en el mercado, pude que te preguntes cuál te conviene comprar. Todo depende de la edad de tu hijo. Las bacinillas y pelelas con tapa se recomiendan para niños que están comenzando su entrenamiento de dejar el pañal. Si tu hijo no alcanza el suelo desde el inodoro lo más recomendable es que cuente con su propia bacinilla en el suelo para que sea de cómodo acceso para él. Es muy importante la autonomía del niño en este proceso porque no solo está aprendiendo a dejar los pañales, también está aprendiendo a ser más autónomo en el proceso, por lo que, si tienes que cargarlo para montarlo en el inodoro hay una parte del aprendizaje que no está teniendo efecto, la autonomía.

Una vez que el niño tenga una altura adecuada para alcanzar el suelo, los asientos reductores son los siguientes más recomendados para su uso. Aunque un niño tenga autonomía para ir al inodoro solo, hay que ayudarlo a que tenga la higiene más adecuada posible y esta es mejor utilizando su propio asiento, incluso, hay algunos modelos con bloqueo de salpicadura. También hay que cuidar que los asientos queden fijos, ya que el movimiento puede ocasionar que el niño se caiga o le de miedo utilizarlo.

Otra buena idea a la hora de comprar un asiento para el baño es tener un banquito de plástico en el baño. Esto le facilita la subida y bajada del inodoro si aún no alcanza y le permite apoyar los pies sobre el banco mientras hace sus necesidades. Estos bancos también le permiten tener una rutina de aseo completa, ya que puede subirse al lavamanos y lavarse las manos después que ha terminado de hacer sus necesidades.

Pañales de aprendizaje para el inicio de la pelela y asientos

Para colaborar con la autonomía de los niños en esta etapa tan maravillosa que comienza a los dos años aproximadamente, es importante apoyar al niño durante todo el proceso facilitándole las tareas con el uso de pañales de aprendizaje. Los pañales de aprendizaje o de entrenamiento se ponen y se quitan como la ropa interior, así que el niño comienza a manejar el uso de pañales de forma diferente. Si el niño se moja o no llega a tiempo al baño su pañal de entrenamiento le ayuda a que no se escape el fluido siendo seguros de usar para ellos en todo momento. En la casa puede comenzar a utilizar ropa interior o pañales de tela y sandalias fácilmente lavables, por si ocurre un accidente. El niño se sentirá muy incómodo de estar sucio y se le ayudará a acelerar el proceso de autonomía para ir al baño.