Seguridad en la piscina con niños

Seguridad en piscinas con niños

Llego el verano y las piscinas toman protagonismo convirtiéndose en una de las distracciones de mayor preferencia de la temporada. Es la más esperada por todos en el hogar, y es que tomar el sol por un buen rato disfrutando en compañía de la familia, amigos y visitantes es lo que la mayoría desea para distraerse un poco de la cotidianidad. Realmente son momentos que se comparten con alegría y quedan marcados en los recuerdos de niños y adultos para toda la vida.

Por eso, la seguridad de los niños en la piscina no debe tomarse a la ligera para eliminar, reducir o controlar riesgos alrededor de ella. Los niños, por su propia naturaleza, no conocen el peligro, así que, no es exagerado cualquier control de seguridad que ejerzas.  De acuerdo al Informe Mundial sobre los Ahogamientos emitido por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) la principal causa de ahogamiento de los niños ocurre en los lapsos de tiempo donde no se vigila.

Para que un descuido no cambie la historia de tus experiencias en las piscinas, a continuación, te ayudamos con las medidas mínimas de prevención que debes tener.

Medidas preventivas para la seguridad en la piscina con niños

Las medidas de seguridad comienzan por la educación desde el hogar. Pero debemos reconocer que en los momentos de alegría el comportamiento, en especial el de los niños, tienden a olvidar las reglas fácilmente, por ello te recomendamos:

Bañarte con tu hijo

Bañarse siempre en compañía de un adulto, es la mejor forma de tomar el control de la situación, no importa la edad, al fin y al cabo, es un día de disfrute familiar. Aprovecha de jugar y de darles libertad, pero siempre bajo tu vigilancia en el lugar.  Juega con ellos, enséñales lo importante que es controlar la respiración debajo del agua.

Asegura la diversión

Una de las mejores formas de asegurar la diversión es utilizando complementos adicionales como los flotadores inflables ajustados al cuello, cintura o brazos. Un dato muy importante que debes tomar en cuenta a la hora de comprar uno es la edad o peso en que se recomienda su uso. Ten en cuenta que, estos tipos de complementos no hacen que tu hijo sea invencible, recuerda lo enérgicos que son y en un descuido pueden pincharlos y no darse cuenta. No pierdas la mirada de tus hijos en las piscinas y chequéalos cada 10 segundos donde estén.

Mantenlos controlados

La mejor forma de mantenerlos controlados sin invadir sus espacios es promoviendo juegos dentro de la piscina. Tomando como área de juego la zona llana, es decir, donde se está de pie completamente. Este tipo de actividad refuerza los lazos familiares, promueve nuevos amigos e integran a todos los que se reencuentran en ese momento especial. Para este tipo de actividades aprovecha la energía que tienen los tíos e invítalos a que jueguen con él básquetbol acuático.

Estimula el aprendizaje de natación cuanto antes  

De acuerdo a la edad de tu hijo, debes estimular el deseo de aprender a nadar. En el mercado existen flotadores de aprendizaje que con sus llamativos colores y el deseo de experimentar nuevos desafíos no dejarían de usarlo por nada del mundo. Es una de las maneras que existen para impulsar la motivación para aprender a nadar, además, ofrece seguridad al niño mientras aprende. Estos tipos de accesorios se venden de acuerdo al peso del niño, de manera que si deseas comprar uno no olvides preguntar por sus especificaciones técnicas de uso.  

Evita que corra alrededor

En los alrededores de la piscina es muy peligroso correr, un mal golpe podría causar accidentes lamentables en un día especial. Por más orden que exista en una piscina, sus zonas por naturaleza siempre están húmedas, en consecuencia, son resbaladizas. Por eso los bordes, las escaleras y toboganes deben usarse con respeto y mucho más si aún no saben nadar. Una caída y un golpe que haga perder el equilibrio puede hacer que caiga al agua poniendo en riesgo la vida del infante. Por esta razón, también es importante que, aunque no estén jugando dentro de la piscina, igual deben llevar los flotadores puestos, a modo de precaución.

Asegúrate de sacar todos los juguetes

Una vez terminada la faena de diversión debes asegurarte que no queda nada dentro del agua, este tipo de olvidos pueden poner en riesgo la seguridad de los niños en querer sacarlos para jugar con ellos.

Finalmente, el verano es la mejor temporada para el disfrute, pero hazlo con conciencia y trasmite la prudencia a tus generaciones para evitar desenlaces no deseados en la familia.