Importancia y formas de fomentar hábitos de higiene en tu hijo

Importancia de fomentar hábitos de higiene

Los hábitos de higiene son rutinas que se deben estimular a temprana edad, al igual que se hace con las rutinas de comer o dormir. Las rutinas de higiene crean la necesidad de sentirnos limpios y esto es saludable estimularlo desde muy temprana edad. El objetivo principal de estimular los hábitos de higiene está relacionado con la salud personal. Hábitos como lavarse las manos, cepillarse los dientes después de cada comida y antes de acostarse, bañarse a diario, son buenos hábitos que se inculcan desde el núcleo familiar para que posteriormente sean reforzados en la escuela. 

A continuación, hemos preparado para ti formas de fomentar los hábitos de higiene de acuerdo a la edad de tu hijo.

Hábitos de higiene en niños de 0 a 2 años

Es una edad muy importante para inculcar hábitos de higiene en los niños, ya que las enseñanzas se retienen en su subconsciente. Aunque más tarde no lo recuerde de forma consciente, la sensación de limpieza es algo que le transmitirá placer gracias a las sensaciones vividas en esta etapa. En este periodo los responsables de fomentar el hábito de higiene son los padres a través del cambio de un pañal a tiempo, el baño diario y hablándole de cuán importante es estar limpio. Recuerda que los bebés son una esponja y por imitación es que más aprenden en el avanzar de sus vidas.

Hábitos de higiene en los niños de 2 a 5 años    

A esta edad gana espacio la autonomía que adquiere cuando comienza a caminar. Es un período ideal para delegar en él las primeras tareas relacionadas con su higiene personal y un momento propicio para crear una rutina. La mejor actividad de higiene que aprenderá en esta etapa es ir al baño y no hacerse pipí o popó en el pañal. También se le debe enseñar que al despertar debe hacer pipí y lavarse los dientes, si va al baño debe lavarse las manos, también se lavan antes y después de comer. Cuando salgan a pasear al parque o de compras, acostumbra a los pequeños a peinarse e incentívalos a que usen colonia y se pongan talco en los pies, al mismo tiempo que le explicas la necesidad de estar siempre limpios y perfumados.

Hábitos de higiene en niños mayores de 5 años

Ya la independencia a esta edad debe haberse conseguido en su totalidad, especialmente cuando nos referimos a bañarse y a limpiarse el pompis luego de hacer popó.  A esta edad, ya comienza a valerse por sí mismo, porque comienza a experimentar situaciones distintas como las de ir a la escuela o maternal donde reforzará todo lo aprendido. Sin embargo, la mayoría de ellos aún les hace falta seguir aprendiendo nuevos hábitos de higiene que complementarán lo aprendido en casa.

Como padre tu tarea es estimular los hábitos de higiene desde casa y facilitar los medios y el tiempo para conseguir ese objetivo. Esta es la mejor manera de protegerlo de enfermedades y virus por el resto de su vida.