Consejos para la estimulación en recién nacidos

Consejos para la estimulación en recién nacidos

La estimulación de tu bebé comienza desde el mismo momento en que está en tu vientre. Cuando hablas y escuchas música estás estimulando al bebé. Una vez que nace puedes seguir estimulándolo para incentivar un desarrollo sano y feliz. La estimulación de un recién nacido se hace dutrante las 24 horas. Es cierto que, el sueño de un bebé recién nacido puede llegar a alcanzar hasta las 16 horas diarias y eso es necesario respetarlo, ya que mientras duerme el desarrollo de su cerebro se está estimulando. No hay necesidad de hacer nada más, solo procurarle una siesta feliz. Pero cuando está despierto podemos estimularlo en cada tarea que te corresponda a hacer con él.

Veamos algunas ideas de cómo estimular a un recién nacido.

Toca sus plantas de los pies mientras come de día

Cuando el bebé come durante el día es importante ayudarle a mantenerse despierto y una forma de hacerlo es a través del tacto. Mientras come quítale los calcetines y hazle suaves cosquillas, esta es una forma de mantenerlo despierto, hacerle cariño y despertar el sentido del tacto del bebé.

Háblale mientras come

La voz de la mamá es una melodía tranquilizadora para el bebé, es una voz que se le hace familiar ya que lleva nueve meses escuchándola. Por eso, cuando la oye mientras come se siente seguro y estimula su succión. Al hablarle lo ayudas a mantenerse despierto, aunque tenga los ojos cerrados y esto es bueno para que su alimentación sea completa. Conversa con él sobre la cotidianidad, dile lo feliz que te sientes de tenerlo, cuéntale sobre algo especial que te pasó o simplemente inventa un cuento infantil para él. También puede tener un sonajero o campana musical para activarla suavemente cuando sientas que se ha quedado dormido.

Acércalo a la ventana para que se familiarice con el sol

El bebé cuando tiene su horario descontrolado, con respecto al de nosotros. Por eso, es importante estimularlo en el día y jamás en la noche. Una forma de hacerlo es acercándolo a la ventana para que vaya familiarizándose con la claridad y la energía solar. Los baños solares no deben se extensos porque tiene su piel muy delicada, pero si debe durar al menos 5 minutos por la mañana y 5 minutos por las tardes.

Cantos, besos y sonrisas

Crea un ambiente maternal cuando esté despierto, lo que quiere decir crear un ambiente de paz, de amor, de cariños. Cuando le cambies el pañal, puedes hablarle y contarle lo que estás haciendo. Juguetea con él diciéndole que mamá se lo va a comer, dándole besos en el cuello, hazle naricitas y sonidos explosivos en la barriguita. Estos son contactos físicos cargados de mucho amor que estimulan al bebé a sentirse seguro y querido. Recuerda que el amor es la técnica de estimulación más efectiva durante el desarrollo de los niños.

Masajes después del baño

Después del baño es un momento excelente para estar con el bebé piel a piel, eso le da calor humano y le transmite amor. Una buena idea es masajearlo con crema o aceite de bebé por todo su cuerpecito, piernas, brazos y pompis. Mientras lo masajeas háblale y dile lo que estás haciendo. Verás que le encantará estos masajes después del baño.

Ayúdalo a reconocer tu rostro

El bebé te conoce por la voz, pero aún no reconoce tu rostro, así que una forma de estimular su sentido visual es acercando tu rostro a una medida en la que él pueda enfocarte, 30 cm aproximadamente. La visión de los niños es muy escasa al nacer, realmente lo que logran ver es luz, pero a las dos semanas de nacido comienzan a distinguir siluetas alrededor de él. Así que prepárate para que tu rostro sea el primero que distinga con tu voz. Para toda madre es muy emocionante esta primera vez en que madre e hijo hacen su primer contacto visual.