Manualidades para hacer con niños en casa

Manualidades con niños en casa

Las manualidades con niños en casa han resultado ser una actividad muy desestresante y a la vez una forma de crear vínculos entre toda la familia. A los niños les encanta, los entretiene y les ayuda con su desarrollo motor y cognitivo. No tienen que tratarse de manualidades muy elaboradas porque la idea es que trabajen juntos sin miedo de dañar cosas y sin la presión de que queden perfectas. Fíjate en estas manualidades sencillas que puedes hacer con poco material y divertirte mucho en casa con tus hijos.

Caja organizadora de juguetes

Para enseñar a los niños a tener los juguetes organizados tienes que brindarle espacios para guardar sus juguetes. Y que mejor manera que construyendo juntos un organizador de juguetes que puedas hacer de forma sencilla a partir de una caja de cartón de de una caja de frutas como ésta.

Escenarios de títeres

A los niños les encanta los títeres, resultan ideales como cuenta cuentos y para enseñar valores. Siempre resultan más reales y emocionantes cuando has montado un escenario, lo que puedes hacer de forma sencilla con cartón, papel, retazos de tela y pintura. Idéate una forma de hacer árboles, montañas y caminos para los títeres y verás como juntos se divertirán mucho.

Manualidades con fotos

Cada momento capturado en una foto es especial y vale la pena exponerlas en tu hogar. Cuando se acercan los cumpleaños de tus hijos puedes exponer las fotos más resaltantes y graciosas de tu bebé de una forma creativa como la de este árbol que ha funcionado como una manualidad perfecta para exponer las mejores fotos de todo un año.

Tarjetas de invitación

Si se acerca el cumpleaños de tu hijo es una excelente ocasión para crear las tarjetas de invitación tu misma. Es el momento de sacar todos los materiales de reciclar. Con cartulina, papel y goma blanca podrás hacer bellas creaciones. Toma en cuenta los gustos de tus hijos para elegir el motivo de la fiesta y de sus tarjetas.

Juego de quién es quién personalizado

El juego de quién es quién, es un juego de mesa ideal para divertirte con toda la familia. Pero, te imaginas poder hacerlo tu mismo en casa con las fotos más divertidas de la familia. Esto le agregará algo de emoción adicional, así que anótalo para tus manualidades.

Juego de memoria

Los juegos de memoria son juegos didácticos que ayudan al desarrollo cognitivo de tu hijo y los puedes crear tu mismo. Solo tienes que crear pequeñas tarjetas en pares o dibujos que insertes en pares de tapas de botellas. Colócale fotos de animales, frutas o números. Es una forma ideal para que tu hijo aprenda a contar, aprenda las letras, se familiarice con los animales, las frutas y hasta se utiliza para aprender un segundo idioma.

Casas y accesorios de muñecas

Con cartón puedes construir grandes casas, caminerías, granjas y de esta forma construirle a tu hijo escenarios hermosos para sus juguetes favoritos. Por ejemplo, la casa de su muñeca, la cuna de sus bebés, un zoológico o una granja para guardar a sus animalitos favoritos, etc.

Origami para niños

Plegar hojas está de moda y tiene un gran beneficio para el desarrollo motor de tu hijo, le ayuda a tener una mayor destreza con las manos, desarrolla la paciencia, estimula su creatividad y ejercita la memoria. Con hojas puedes crear divertidas figuras y siempre hay un patrón que se adapta a la edad de tu hijo.

Pintura libre

Si hay algo que les encanta a casi todos los niños pequeños es sentir diferentes texturas con sus manos. Llenarse de pintura de forma libre les da mucho placer y, además, es una forma de descubrir el mundo, aprender colores, formas e incentivar la imaginación. Este es un buen ejercicio para despertar su sensibilidad y mejorar su estilo de comunicación. Cuida que las pinturas que elijas no sean tóxicas, asegúrate de que tenga puesta ropa que pueda dañar sin problemas y prepara un rincón especial en casa para que crea de forma libre.

Figuras con materiales reciclables

Puedes idearte formas de crear juguetes con materiales reciclados como este auto que ha necesitado solo de cartón, papel, tapas de plástico y una buena pintura para el acabado. No te preocupes porque quede perfecto, más bien ponte como meta divertirte mucho con tu hijo.