Alergia a los mariscos: síntomas y cómo prevenirla

Alergia a los mariscos

Cuando hablamos de alergia a los mariscos nos referimos directamente a la reacción del sistema inmune de nuestro cuerpo, ante la presencia de un agente extraño. En este caso, a la presencia de la proteína de algunos animales provenientes del mar entre los que se encuentran los camarones, calamares, cangrejos, ostras, langostas y otros. Las personas pueden tener reacciones alérgicas a todos los mariscos bien sean crustáceos o moluscos, o simplemente a un grupo de ellos presentando desde síntomas leves hasta graves como aquellos que llevan hasta la muerte. 

La alergia a los mariscos es frecuente en verano ya que son alimentos típicos de esta temporada. Sin embargo, los mariscos son considerados como el alimento central dentro de las celebraciones navideñas de algunos países como Francia, principalmente en sus ciudades más costeñas.

Conozcamos, con la lectura de este artículo, los síntomas de la alergia a los mariscos, sus factores de riesgo y hasta sus más severas complicaciones para que no te tomen desprevenido por si llegase a ocurrir en algún momento.

Síntomas de la alergia a los mariscos

Los síntomas alérgicos se manifiestan de la misma forma tanto en niños como en adultos, la única diferencia es que el adulto, por razones obvias, puede identificar lo que le sucede rápidamente mientras que el niño no lo hará con la misma rapidez. Por eso, los padres deben ser los primeros vigilantes de la salud de sus hijos cuando introducen por primera vez en la dieta del niño este alimento tan nutritivo.

Los síntomas alérgicos son similares a las reacciones alérgicas que se presentan ante otros alimentos como la alergia los huevos, alergia a los frutos secos, alergia a la leche animal, entre otros.         

1. Reacciones cutáneas

Las reacciones cutáneas se manifiestan luego de la ingesta del marisco, puede ser tardía o inmediata. Generalmente se identifica con el cambio de color de piel, la aparición de ronchas de cualquier tamaño (pequeñas o grandes). De igual forma, puede ocurrir la reacción alérgica en la manipulación del alimento para su preparación especialmente cuando debe pelarse para el consumo. También pueden ocurrir reacciones alérgicas con solo inhalar su aroma mientras se preparan cazuelas o sopas.

2. Reacciones digestivas

Las reacciones digestivas se manifiestan una vez comido el marisco, de igual manera, se manifiestan de forma tardía o inmediata. Los síntomas de reacción tardía se presentan con dolor de estómago y aparecen entre las primeras 4 o más horas después de haber ingerido el alimento. En cuanto a las reacciones inmediatas se manifiestan con vómito en el primer momento de comerlo o con diarrea una vez culminado de comer.

3. Reacciones respiratorias

Este tipo de reacciones se presentan de inmediato, sus síntomas más comunes se manifiestan con tos, congestión nasal, sonido en el pecho similar al pito del asma. Estos son síntomas considerados leves y que pueden ir en aumento, desde una inflamación de la garganta hasta ocasionar constricción de las vías aéreas, siendo ésta última la primera causa de muerte en reacciones alérgicas severas. Además, pueden presentarse mareos, pérdida de conocimientos y descensos en la presión arterial afectando directamente a la población que padece deficiencias cardiacas.

Reacciones alérgicas en mujeres embarazadas

En mujeres embarazadas los mariscos al igual que otro tipo de alimentos pasan a ser considerados de alto riesgo tanto para la madre como para el feto. Este tipo de alimentos puede traer más riesgos que beneficios y su consumo puede causar tanto reacciones alérgicas, intoxicaciones, como la contaminación por salmonelosis, anisakis y toxoplasmosis.  

Es por esta razón que muchas veces el médico recomienda suspender su consumo hasta que lo considere prudente tanto para la madre como para el hijo.

¿Cómo prevenir la alergia a los mariscos?

Los mariscos son un alimento que debemos respetar desde su recolección, distribución, almacenamiento, preparación y hasta su consumo. Si algo falla en la cadena de producción, los resultados pueden ser muy adversos para nuestra salud. Por eso, te brindamos algunos consejos prácticos que deberás tener en cuenta a la hora de comerlos:

  • Evita darle de comer mariscos a los niños cuando estás fuera de casa. Ellos son más delicados que los adultos para la gran mayoría de los alimentos.
  • Si los preparas en casa, lee cuidadosamente las etiquetas del producto. Y prueba con un tipo de marisco a la vez, no es buena idea preparar alimentos que combinen varios de ellos si aún no se sabe su reacción.
  • Si en algún momento has manifestado tener alergias por el consumo de algún marisco, debes saber que es una alergia que puede superarse a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, no es una buena idea ingerirlos si se está embarazado o dando de mamar.

En caso de ser o tener un hijo altamente alérgico a los mariscos, es necesario que lleves contigo una dosis del antialérgico que contrarreste el síntoma, y si comes fuera de casa, informar a los responsables del restaurante sobre la reacción alérgica a los mariscos para que tomen las precauciones correspondientes.