Parto respetado ¡un derecho de toda mujer!

Parto respetado

El parto respetado es un proceso de parto a través del cual se busca dar prioridad a un nacimiento lo más natural posible, privilegiando la salud de la madre y del bebé por igual. La voluntad de la mujer es muy tomada en cuenta en este tipo de parto, se respeta su nacionalidad, creencias, etnia, religión y particularidades de la familia. Este tipo de parto es llamado también parto humanizado porque su énfasis está en evitar todo tipo de intervención innecesaria.

Conozcamos con la lectura de este artículo cómo incentivar el parto respetado en nuestra sociedad.

Orígenes del parto respetado

La iniciativa del parto respetado comenzó en Francia en el 2004 cuando se creó la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR) y por la Organización Panamericana de la Salud. A través de estas organizaciones se promueve la semana mundial del parto respetado, la cual tiene lugar durante el mes de mayo. Con esta iniciativa se busca crear conciencia para el acto del nacimiento y regresarle el protagonismo perdido a la madre y su hijo durante el proceso natural del parto.

Los debates durante esta semana se enfocan en temas diversos relacionados con las posiciones más idóneas para parir, el entorno amoroso durante el parto, las consecuencias de la separación del niño de su madre al nacer, el nacimiento traumático, el derecho a elegir, el abuso de la cesárea, el acompañamiento de la madre al parir, entre otros temas.

El rol de los y las obstetras

La figura del obstetra es fundamental en el parto respetado, ya que su atención a la madre antes del parto, durante el parto y en el postparto facilita el cumplimiento de los derechos de una madre que decide llevar su parto con los derechos del parto respetado. Asimismo, se busca que esta figura empodere a la mujer para exigir su derecho a llevar un parto más humanizado. En Latinoamérica, Argentina ha sido uno de los países más activos para el parto respetado, promulgando una ley (Ley 25.929) en el 2004 y posteriormente reglamentada en el 2015, la cual defiende los derechos del parto respetado en Argentina.

Temas principales que se defiende en el parto respetado

Es importante tener claro los temas que con más énfasis se aborda en un debate del parto respetado, estos son:

1. La elección del lugar del parto

La madre tiene derecho a elegir si acudir a un hospital, a una clínica o si decidir a parir en su propia casa. Si una madre cuenta con la preparación necesaria, el deseo, el equipo de apoyo y la sanidad mínima indispensable para el nacimiento de su hijo en su propia casa no hay necesidad de oponerse a dicha decisión.

2. Forma y posición de parir

La mujer tiene derecho a decidir la forma y posición de parir, una vez que es consciente de las complicaciones particulares de su parto. Por eso, la tarea del sistema sanitario debe concentrarse en informar de la manera más clara y libre de cada situación ante, durante y luego del proceso de parto. Si existe alguna complicación que amerite la intervención quirúrgica debe explicarse la situación y hacer las recomendaciones necesarias, de lo contrario siempre es preferible y más saludable el parto natural.

3. Elección de la persona de acompañamiento durante el proceso

Las mujeres tienen derecho a elegir si desean o no que alguien de su confianza le acompañe durante el parto. En este sentido el rol del obstetricia juega un papel muy importante en todo momento, una figura respaldad por la OMS. Es una figura que contribuye a reducir el número de intervenciones quirúrgicas y un mayor bienestar físico, emocional y psicológico de la mujer. Además de una mejor preparación para recibir al niño, amamantarlo y prevenir los abusos, de todo tipo, que pudieran darse luego del parto.