Lactancia prolongada, hasta que tú lo decidas

Lactancia materna prolongada se considera a aquella que se extiende después de los 2 años del niñ@. Sin embargo, puede presentar algún tipo de confusión, dado que “prolongar” refiere a extender, en este caso la práctica de amamantar, más allá de lo esperado. Esto quiere decir que se considera que aquellos lactantes mayores a los 2 años están fuera de los parámetros esperados, cuando en realidad nada indica que la lactancia materna deba concluir en algún período específico. 

Las recomendaciones de organismos especializados como la OMS, AEP (Asociación Española de Pediatría) y UNICEF, entre otras, recomiendan la alimentación exclusiva de leche materna hasta los 6 meses y luego complementar con los alimentos necesarios hasta por lo menos los dos años, pero la madre y el niñ@ son los encargados de decidir hasta cuándo extender la lactancia. 

En Babytuto encuentras miles de productos para acompañar la lactancia

La leche materna continúa siendo un alimento altamente nutritivo durante todo el tiempo que se mantiene la lactancia. Tiene muchos beneficios no sólo para el niñ@, sino también para la madre, y aquí te los queremos contar, en caso que decidas continuar con la lactancia, hasta que tu hij@ esté preparado para un destete natural: 

1- Proporciona nutrición al niñ@

Como se mencionó, mucha gente piensa que después del año, la leche materna pierde su calidad nutritiva, pero realmente no es así. Mientras se elija continuar con la lactancia, esta leche permanecerá brindando nutrientes muy importantes para el desarrollo del bebé como son el calcio, proteínas, vitamina A y grasas.

2-Aumenta el sistema inmune:

Según la Asociación Española de Pediatría, los niños mayores que siguen tomando el pecho, disfrutan de los beneficios inmunológicos de la leche materna “Las ventajas de mantener más tiempo la lactancia materna no sólo se observan a corto plazo, sino años después del destete. Se ha constatado una menor incidencia de ciertos tipos de cáncer (como la leucemia infantil), de enfermedades metabólicas  y autoinmunes”.

Para las madres, se ha visto que decrecen las posibilidades de contraer cáncer de mama, ovario y endometrio. 

3- Mejora en el desarrollo emocional y psicosocial del niñ@

La AEP también afirma que se ha comprobado que a mayor durabilidad de la lactancia hay menor incidencia de maltrato infantil, una mejora en la relación con los padres en la adolescencia, una mayor percepción de autocuidado y salud mental en la adultez.

4-Tiene un efecto calmante tanto para la mamá como para el bebé

El vínculo que se genera a través de la lactancia está directamente relacionado con el apego, por esta razón es que los bebés encuentran consuelo en el pecho de la madre, muchas veces, y para la madre también representa una conexión única con su hij@.

5-Es un complemento de la alimentación mucho más barato que las leches de fórmula. 

En conclusión, no hay ningún riesgo o desventaja comprobada de la lactancia materna prolongada, sino más bien son todos beneficios. Por esta razón es aconsejable seguir las recomendaciones de los especialistas y alimentar al bebé con leche materna exclusiva hasta los 6 meses, y luego continuar amamantando hasta, por lo menos 12-24 meses. Si se desea evitar exponer al niñ@ a un destete prematuro, se puede continuar con la lactancia hasta que ambos decidan concluirlo. En la actualidad no hay nada que impida proseguir amamantando, salvo los prejuicios sociales. 

Comenta