¿Por qué a tu bebé no le gusta el baño?

Por qué a tu bebé no le gusta el baño

El momento del baño es un instante de mucha alegría en la gran mayoría de bebés, ya que significa juego y diversión para la mayoría de ellos. Pero también están los que no les gusta para nada. Si este es tu caso lo más seguro es que tu guagua está relacionando la hora del baño con frío y angustias. Por eso, te invitamos a leer este artículo para que verifiques lo que debes hacer antes, durante y después del baño para que tu hijo lo encuentre placentero todos los días.

Ideas para hacer del baño un momento placentero para tu bebé

Antes de la sesión de baño

  • En la etapa de recién nacido como hasta los seis meses, asegúrate de tener todo lo que necesitas a la mano, el jabón, el champú, la toalla. De esta forma, el bebé no pasa frio mientras buscas algo que se te olvidó. Y no te olvides de leer los mejores consejos para el primer baño de tu bebé.
  • Asegúrate que dentro del recinto no existan corrientes de aire y vientos que pudiera generarle frío al bebé mientras se baña. Por eso, cierra las ventanas y puertas para evitar resfríos a temprana edad.
  • Se aconseja un nivel de agua de 15 a 20 cm calculando que cuando sumerjas al bebé, el agua le llegue a su pecho.
  • Verifica la temperatura del agua de la bañera colocando tu antebrazo dentro de ella, es una buena forma para identificar si está muy caliente o fría. Las manos no tienen tanta sensibilidad como esta parte del brazo. Y si tienes la manera de medirla de forma exacta no dudes en hacerlo y toma como temperatura ideal para el baño unos 35°C en verano y si estas en invierno que sea a 37°C.
  • Chequea que la temperatura del hogar, específicamente en el lugar donde bañas al bebé, esté entre los 23°C y 25°C. De esta manera, garantizas que cuando el bebé termine la sesión de baño y salga del agua, el cambio de temperatura no represente un choque para él.

Durante la sesión de baño

  • En el momento de meter al bebé dentro de la bañera asegúrate de que sea gradualmente, no lo metas de golpe en el agua.
  • Sujétalo fuertemente sin hacerle daño, de manera que se sienta seguro mientras se baña.
  • En los primeros meses debes sujetarle la cabecita y evita que esté por debajo del nivel del agua. A los niños no les gusta sentir agua en la cabeza.
  • Si lo ves intranquilo puede ser una señal de que el agua está fría o está inseguro. En este caso háblale e imprime rapidez en el baño. Si por el contrario le agrada, sonríe y además juguetea con sus manos y pies.
  • Si ya tiene edad para sentarse, asegúrate de tenerle juguetes de baño, así comenzará a relacionar este momento con placer.

Después de la sesión de baño

  • Sécalo bien con su toalla, ponle sus cremas, el pañal y vístelo jugando con él. Hablale en todo momento, hazle masajes mientras le colocas crema por su cuerpo, este contacto es muy importante para su desarrollo y para que sienta placer por el baño.
  • Luego del momento del baño viene el efecto relajante en los niños, casi siempre se quedan dormidos, entonces, para aprovechar este momento colocale música relajante y preparalo para su sesión de comida.