El cuidado de la piel en el embarazo

Es innegable que el embarazo trae consigo cambios físicos notorios en las mujeres. No sólo el abdomen se transforma, la piel también también sufre alteraciones positivas y algunas negativas.

La piel es nuestra tarjeta de presentación. Los cambios hormonales, sobre todo en el primer trimestre de embarazo, puede producir cambios bruscos en la textura de la piel. Aparecen varices, estrías, acné, alergias y muchas veces retención de líquidos.

Por otra parte, también puede darse un cloasma gravídico, que son manchas que aparecen en los pómulos y en el labio superior.

Lo anterior, es absolutamente normal y en muchos casos, reversible. Sin duda, la genética influye mucho en cómo se comportará tu cuerpo frente a estas transformaciones. Su aparición y desaparición no son fáciles de predecir, y todo dependerá, como se mencionó anteriormente, si tu piel es más o menos elástica, pero también de los cuidados que le otorgues. 

Existen una serie de geles creados para las embarazadas y que son ideales para el cuidado de la piel en el embarazo. En Babytuto reunimos los mejores.

Dicho esto, ahora solo te quedar tomar nota de los cuidados necesarios para tu piel en esta etapa. ¿Pero cuáles son? Son tan simples que te sorprenderás.

1.-Hidratación constante:

Ante todo, debes beber mucha agua durante el embarazo para mantener una hidratación adecuada para tu cuerpo y tu piel. Una piel hidratada es una piel con mayor elasticidad, por ende, mucho menos propensa a generar estrías. 

2. Evita excesos:

No se trata de mantener una dieta sumamente estricta durante el embarazo, sino poner atención a las comidas que consumes y así evitar un aumento de peso excesivo. La nutrición influye mucho en la piel durante el embarazo, debido a que si no llevas una dieta equilibrada, es decir, si consumes, por ejemplo, muchas grasas o frituras, tendrás mayor propensión al acné o a las impurezas de la piel. Te aconsejamos, además, evitar el azúcar procesada y disfrutar del exquisito sabor de las frutas de temporada.

3.-Disfruta de masajes con cremas y aceites especiales para el embarazo:

Cuando estás embarazada, una crema hidratante clásica no bastará. En el caso de las estrías, busca cremas especiales destinadas para este propósito. También existen aceites ideales para masajear a diario, y con mucha suavidad, tu piel.

4.-Jamás olvidar el bloqueador solar:

¿Cómo cuidar la piel en el embarazo del sol? Esa es una pregunta muy recurrente. Las manchas que puede generar el sol son una de las principales preocupaciones de las embarazadas a la hora de saber cómo y cuándo proteger la piel. Para evitarlas es esencial utilizar bloqueador solar factor 50, y buscar uno especial tanto para el rostro y otro para cuerpo, y evitar exponerse a la radiación solar en las horas de mayor intensidad.

5.-Evitar beber café:

Por más sorprendente que suene, tomar café es perjudicial para el buen desarrollo de nuestro bebé, pero también influye en el cuidado de la piel de las embarazadas y en el aumento del acné. Si bien el café no produce directamente acné, puede agravarlo. La cafeína nos hace sentir más despiertas y alerta, pero también agudiza la respuesta del organismo ante el estrés. Las hormonas del estrés, como el cortisol, pueden incrementar la cantidad de grasa producida por las glándulas sebáceas, por lo que podemos volvernos más propensos a las espinillas.

En Babytuto contamos con una gama muy amplia de cremas prenatales.

Ahora bien, siempre que se trate de tu salud, la opinión experta de un doctor es completamente necesaria. Consulta a un buen profesional para que te pueda guiar en los tratamientos adecuados mientras estés embarazada.

Lo más importante es que estés bien contigo misma y esto lo lograrás a través de los cuidados que él te otorgue y también los que te enumeramos hoy. Usa tus cremas y aceites, no tomes mucho sol y disfruta a concho de tu embarazo.