Colchón y cojines antirreflujo ¿cómo comprar el mejor?

Colchón y cojines antirreflujo

Los colchones y cojines antirreflujo son productos innovadores que ayudan al bebé a controlar esta afección de carácter gástrica. El aparato digestivo del bebé recién nacido es por naturaleza inmaduro, y su inmadurez es responsable de no permitir el cierre de manera correcta del músculo superior del estómago, haciendo que el alimento se regrese al esófago, provocando así la regurgitación en el bebé.

A menudo sesta afección sucede luego de comer, se trata de algo normal, pero su continua repetición puede irritar el esófago y su frecuencia afecta directamente en la pérdida de peso, trae problemas de respiración y afecta el sueño y la tranquilidad tanto del bebé como de los padres, al menos durante el primer año de vida. Esto es lo que hace que los colchones y cojines antirreflujo tengan tanta aceptación en el mercado.

Sigue leyendo este artículo para que elijas el mejor colchón o cojines antirreflujo para tu bebé.

¿Cómo comprar el mejor colchón o cojín antirreflujo?

  • Lo que hace especial a los colchones antirreflujo es que tienen una caída con un ángulo de inclinación que permite que el niño tenga la cabeza más elevada que los pies. Es recomendable que ese ángulo no sea superior a los 30° de inclinación.
  • Elije el modelo de colchón que mejor se adapte a las dimensiones de la cuna, puedes encontrar colchones antirreflujo para moisés, colchones antirrefujo colecho, para camas de transición, etc. Y al colocarlo, evita por sobre todas las cosas dejar espacios libres entre la cuna y el colchón antirreflujo.
  • Escoge colchones que sean firmes a la hora de que el bebé esté acostado. En estos casos se recomienda que la densidad de la espuma sea mayor o igual a 15. La densidad hace referencia a la calidad de la espuma del colchón, a mayor densidad, mayor es la calidad del colchón. De igual forma, se recomienda que sea espuma viscoelástica que se adapta de manera adecuada a la espalda del bebé.
  • Si ya tienes un colchón para la cuna, puedes optar por comprar cojines antirreflujo, son prácticos y están fabricados con una funda de popelina rellena con espuma. Puedes usarlo para ir de viaje, para llevarlo a la casa de los abuelos o para usarlo sobre diversos colchones en casa como el colchón del moisés, el de la mini cuna, o el de la cama de transición.
  • Para obtener un mejor desempeño en el uso de los cojines antirreflujo se aconseja a los padres comenzar la elevación a partir del torso, de manera que la elevación sea constante. Así se asegura que el bebé no sufra de molestias o dolencias en el cuello y espalda.

Beneficios del uso de colchones y cojines antirreflujo

  • Evitan que los ácidos estomacales regresen del estómago al esófago y garganta, aliviando las afecciones en los niños con reflujos nocturnos. Estos cojines juegan un papel determinante al elevar la cabeza por encima de los 20 a 25 cm. Esta ligera inclinación evita de manera natural que el reflujo ocasione algún tipo de molestia en los niños.  
  • Existen diversos modelos de colchones antirreflujo en el mercado, incluso también para adultos. Así mismo sus materiales de uso varían para cada necesidad pudiéndolos encontrar en el mercado con telas impermeables, otros anti ácaros, etc.
  • El uso de colchones y cojines antirreflujo favorece la respiración, calma la congestión nasal, y acondiciona una postura ideal de espalda.