Estreñimiento infantil ¿cómo detectarlo y evitarlo?

Estreñimiento infantil

El estreñimiento o la retención de materia fecal en los infantes es más común de lo que te imaginas y se presenta con frecuencia en los recién nacidos. Esto se debe a que los músculos encargados para estimular las evacuaciones se encuentran muy débiles aún. A pesar de que no pueden hablar, las expresiones de su cara, de color rojiza acompañada de llanto, pueden ayudarnos a sospechar que el bebé esta estreñido.

Pero, ¿cuándo se considera que hay estreñimiento infantil?

Veamos algunas pistas que te ayudarán a saberlo.

¿Cuándo se considera que hay estreñimiento infantil?

  • En lactantes maternos recién nacidos la frecuencia normal de las deposiciones debe ser entre 7 a 9 diarias. Si tu hijo comienza a tener una frecuencia de deposición entre 2 a 4 diarias y, además, están acompañadas con llanto y molestia visible podrías comenzar a sospechar de estreñimiento infantil. Por otro lado, el aspecto de la caca del bebé estreñido es duro y de consistencia seca.
  • Cuando un niño toma leche formulada consume alto contenido de grasa y calcio, el estreñimiento en niños bajo este régimen de alimentación produce evacuaciones menos frecuentes (aunque con más abundancia) que los lactantes. La retención de materia fecal con este régimen de alimentación se encuentra asociado a factores como la intolerancia a la proteína de la leche. Sin embargo, no es normal que haga menos de tres evacuaciones semanales, por lo que podría considerarse estreñimiento si esto ocurre.
  • Otra de las causas de estreñimiento en los bebés recién nacidos, principalmente los que son alimentados con leche de fórmula, se debe a una dieta que carece de agua, especialmente en épocas de verano o cuando se ha producido afecciones como la fiebre. Los niños, al igual que los adultos, deben consumir agua para regular las funciones del organismo.

¿Cuáles son las medidas que debes tomar para prevenir el estreñimiento infantil?

En lactantes menores de seis meses

Este renglón de lactantes los dividimos en dos:

  • Lactantes artificiales: aquí ubicamos a todos los lactantes que por razones especificas deben seguir una dieta mixta, o completamente basada en leche formulada. A este sector recomendamos las fórmulas bajas en grasas saturadas y ofrecer constantemente al bebé agua a placer especialmente entre comidas.
  • Lactantes naturales: debes ofrecerle toda el agua que el bebé desee, aunque suelen estar más hidratados. Una medida ideal es una cuchara entre comida, con esto es suficiente. Además, es importante que la mamá tome suficiente agua para hidratar a bebé lactante.

Lactantes mayores de seis meses

A esta edad, los lactantes ya tienen la capacidad de comenzar a probar otro tipo de alimentos y de esta forma ir introduciéndolos en la etapa de lactancia complementaria. Las frutas son las primeras que se incluyen en la dieta, estas tienen suficiente agua lo que le ayudará a una sana evacuación. Dentro de las frutas más destacadas para evitar el estreñimiento están la lechosa, la pera y la naranja, todas ayudan en el proceso digestivo. Te recomendamos incluirlas una a una para evitar reacciones alérgicas. Evita el plátano y la manzana en su primera etapa de incorporación de frutas, ya que tienden a endurecerlo un poco.

Comenta