Cunas de madera ¿cuál necesita por etapas?

Cunas de madera

La buena elección de una cuna de madera para tu bebé es fundamental para ayudarlo con su crecimiento y desarrollo. Las cunas no son sólo un lugar para dormir, es un espacio de seguridad, de juego y de comunicación con su entorno. Ellos la utilizarán por largo tiempo ya que puedes transformarlas a medida que va creciendo y, por eso, conocer las necesidades que tu bebé tendrá por etapas es importante a la hora de comprar una cuna.

Cunas de madera colecho

Las cunas de madera para colecho son de dimensiones pequeñas ya que están pensadas para los bebés durante sus primeros meses de vida. Su diseño viene pensado para colocarse muy cercana a la cama de los padres, por eso uno de sus laterales cuenta con una baranda movible y su altura es la misma de las camas estándar. Esta baranda puede bajarse o tumbarse por completo, dependiendo del diseño, y su intención es facilitar el proceso de sacar o meter al bebé en su cuna. Es una manera de integrar al bebé a la cama, pero con la seguridad que le brinda tener su propio espacio.

Cunas de madera funcionales

Son cunas de mayores dimensiones ya que vienen pensadas para tener un espacio de almacenamiento. Este espacio de almacenamiento puede utilizarse como mudador, para guardar ropa, productos de aseo personal, ropa de cama y hasta juguetes. Las cunas funcionales tienen variados diseños y tamaños y pueden utilizarse desde la edad de recién nacido hasta que ya esté preparado para irse a una camita. Este tipo de cuna es la opción ideal para quienes planean dejar el bebé en su propia habitación con la mayor seguridad posible.

Camas cunas de madera

Las camas cunas son el tipo de cuna que más utilizará tu bebé, están pensadas para ser aprovechadas por largo tiempo, desde que nace hasta sus 5 años aproximadamente. Durante la primera etapa de vida resultan ser muy seguras con barandas y cuando deseas utilizarla como cama simplemente desprendes las barandas con facilidad. Es el tipo de cuna ideal para la transición del bebé de la cuna a la cama, ya que se guarda toda la seguridad que necesita para aprender a no dar vueltas que terminen en el piso. No son cunas de gran altura y crecen a medida que tu bebé también lo hace.